Francia y Alemania a punto de llegar a un acuerdo sobre el estancado proyecto FCAS.

Francia y Alemania están dispuestas a pasar a la siguiente fase de su emblemático proyecto de aviones de combate, reavivando el mayor programa de armamento de Europa y eliminando un factor de conflicto clave en su relación bilateral.

Los dos países y dos de las principales empresas implicadas, Airbus y Dassault Aviation, están a punto de pasar formalmente a una fase crucial del proyecto del Sistema Aéreo de Combate Futuro (FCAS), durante la cual se construirá el avión de demostración, según personas familiarizadas con el asunto. Podría alcanzarse un acuerdo en los próximos días, dijeron dos de las personas, que hablaron bajo condición de anonimato porque todavía hay cuestiones pendientes.

Se habían destinado unos 3.800 millones de euros a esta siguiente fase -denominada “Fase 1b”- y se había fijado un plazo para finales del año pasado. Pero las conversaciones se estancaron tras los desacuerdos sobre el reparto de la propiedad intelectual entre las empresas, el reparto del trabajo y las especificaciones del avión.

Las recientes tensiones entre Francia y Alemania, que estallaron en octubre cuando se pospuso una reunión conjunta de los gabinetes francés y alemán, complicaron aún más las cosas.

Los dos países se han enfrentado, en todo, desde la propuesta de limitar el precio del gas en toda la UE hasta los gasoductos y los programas de ayuda de emergencia para personas y empresas afectadas por la crisis energética.

El lunes, Mike Schoellhorn, director de Airbus Defence and Space, señaló en Berlín que la próxima fase del FCAS tiene una base más sólida. “Francia y Alemania están convencidas de la importancia del FCAS”, dijo. “No hay alternativa, debe funcionar”.

Lanzado por Berlín y París a bombo y platillo en 2017 y al que luego se sumó Madrid, el FCAS es el mayor proyecto de defensa de Europa. Fue diseñado para mejorar la autonomía estratégica del continente, fortalecer los lazos políticos y militares entre sus mayores economías y dar nueva vida a la industria aeroespacial europea.

Un informe parlamentario francés de 2020 cifraba los costes de desarrollo hasta 2030 en 8.000 millones de euros, pero citaba previsiones de analistas externos de hasta 80.000 millones de euros.

Sin embargo, la preocupación entre los militares y los políticos de que el proyecto no llegue a despegar ha aumentado debido a las disputas entre Airbus, que representa a Alemania en el proyecto, y su rival Dassault. Hubo batallas sobre el intercambio de tecnología y sobre quién dirigiría las partes críticas del programa.

También ha habido frustración por la incapacidad de los gobiernos francés y alemán para salir del atasco industrial. “Se trata del mayor proyecto armamentístico de Europa y, sin embargo, la falta de un respaldo político al mismo es sencillamente chapucera”, afirmó Christian Mölling, analista de defensa del Consejo Alemán de Relaciones Exteriores.

París también se alarmó por la decisión de Alemania en marzo de comprar 35 cazas F-35 de fabricación estadounidense, temiendo que significara que Berlín se estaba enfriando con el FCAS o que quería retrasar el calendario de desarrollo. Alemania argumentó que los F-35 se necesitaban urgentemente para garantizar su continuidad en el sistema de reparto nuclear de la OTAN.

El FCAS fue concebido para incluir un avión de nueva generación diseñado para trabajar sin problemas con aviones no tripulados y equipado con sistemas de comunicación avanzados. Si se concreta, podría sustituir a los cazas que pilotan las fuerzas aéreas europeas, como el Eurofighter, el Tornado alemán y el Rafale francés.

Airbus y Dassault llegaron a un acuerdo básico hace poco más de dos semanas, en el que cada empresa hizo concesiones, según personas familiarizadas con las conversaciones. Dassault ha sido el contratista principal del demostrador desde el principio, pero Airbus impugnó parte de la letra pequeña sobre la asignación de funciones. Dassault y Airbus se negaron a comentar los detalles de las discusiones.

El acuerdo salva el FCAS, aunque sólo para la fase de prototipo. Los retrasos significan que es poco probable que se cumpla la entrega de un avión para 2040. El director ejecutivo de Dassault, Eric Trappier, ha advertido que 2050 sería más realista.

Este retraso podría perjudicar al FCAS en la carrera contra un proyecto competidor, el Tempest, desarrollado por el Reino Unido e Italia con empresas como BAE Systems y la rama británica de la italiana Leonardo. Continúan las conversaciones con Japón sobre la posibilidad de integrar su programa de cazas F-X con Tempest.

Financial Times

6 thoughts on “Francia y Alemania a punto de llegar a un acuerdo sobre el estancado proyecto FCAS.

  • el 18 noviembre, 2022 a las 17:26
    Permalink

    A Polonia se la comieron porque se descuido y siguió creyendo que su caballería era impresionante muchos años después de que hubiera sido superada por sus rivales, a Europa le está pasando lo mismo. Me parece que no hacemos el caso de deberíamos a las posibles amenazas a nuestros intereses.

    Respuesta
    • el 21 noviembre, 2022 a las 00:34
      Permalink

      Francia y Alemania se ponen de acuerdo y nosotros de pagafantas en el FCAS pues recordad que con la construccion europea de barcos militares europeos nos pasara lo mismo pero con Francia e Italia

      Respuesta
  • el 18 noviembre, 2022 a las 19:33
    Permalink

    Viendo la buena pinta que tiene el ef2000 tranche 4 y 5 en nivel de tecnología, creo que después de USA, Europa es el único sitio donde se puede desarrollar un fighter de 6ta generación, por ni Rusia ni China pueden ni siquiera Japón sola. Por eso es muy importante para todos los. Países europeos no sólo los involucrados, aunque los ingleses siempre van a lo suyo

    Respuesta
  • el 19 noviembre, 2022 a las 01:02
    Permalink

    A ver el problema de Europa que somos muchos cocineros para tan poca sopa. Si la guerra sirviese para algo y limase egos entre el Tempest y el FCAS y los franceses… podriamos tener algo muy gordo, pero no caerá esa breva. Como dice Ferrovski a dia de hoy solo EEUU podrá crear un caza mejor que el F-22, que encima sea como un AWACS en pequeño y central de mando de drones, a base de meter dinero como locos, como con el f-35. Y por eso Japón se quiere unir con los británicos

    Aparte Alemania ha jugado bien comprando los cazas f-35, aunque no los compre al final o pase lo que sea, porque han asustado a los franceses. Es Francia la que tiene las de perder ya que no tiene ganas de comprar nada a nadie hasta el caza de 6º gen. Son ellos los que deben mover el culo y aguantar con los Rafale, y aun más si España también compra el f-35 para complementer los EF2000

    Respuesta
  • el 19 noviembre, 2022 a las 08:54
    Permalink

    Claro que pueden hacer realidad esta plataforma, como bien dices sólo estos y los EEUU pueden crear un caza con las exigencias de la próxima generación. la tecnología, la industria, la experiencia y los euros ya estan( o la desarrollarán…. solo tienen q superar las diferencias contractuales y listo!!! fcas en el menú de figther de 6ta

    Respuesta
  • el 19 noviembre, 2022 a las 09:34
    Permalink

    no te olvides de los koreanos, que ahi van con su caza autoctono, que igual de furtivo solo tiene el perfil pero va para adelante.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.