Ocho aviones F-35 esperan su entrega debido al parón por la aleación china.

Lockheed Martin tiene ocho cazas F-35 terminados que está esperando para enviarlos al ejército estadounidense después de que el descubrimiento de una aleación china en los aviones provocara que el Departamento de Defensa detuviera más entregas.

En una entrevista con Defense News el martes, Greg Ulmer, vicepresidente ejecutivo de Lockheed Martin para aeronáutica, dijo que la empresa había seguido construyendo más F-35 mientras esperaba una exención del departamento que permitiera reanudar las entregas.

Ulmer indicó que se necesitarán uno o dos meses de construcción de F-35 sin entregar antes de que la empresa se quede sin espacio para almacenar los cazas ya terminados. Pero añadió que Lockheed no cree que llegue a ese punto y espera que el departamento emita la exención “más pronto que tarde”.

“Hay bastante espacio a nivel local, por lo que no veo necesariamente que eso sea un problema”, aseguró Ulmer en la Conferencia Aérea, Espacial y Cibernética de la Asociación de la Fuerza Aérea en National Harbor, Maryland. “Creo que recibiremos la exención antes de eso”.

El 7 de septiembre, el Pentágono anunció que había detenido temporalmente las entregas del F-35 después de que se descubriera que un imán -una parte de un componente clave del motor del avión fabricado por Honeywell- estaba hecho con una aleación de cobalto y samario que procedía de China. Esto suscitó la preocupación de que el imán pudiera violar el Reglamento de Adquisición Federal de Defensa, y la Oficina del Programa Conjunto del F-35 ordenó a la Agencia de Gestión de Contratos de Defensa que dejara de aceptar F-35 por el momento.

La JPO dijo a principios de este mes que la pieza no transmite información, ni pone en peligro la seguridad o la seguridad de vuelo de la aeronave.

Ulmer indicó que Lockheed Martin estaba trabajando con su red de subcontratistas para averiguar cómo había entrado la aleación china en su cadena de suministro durante años.

Lockheed cuenta desde hace tiempo con un proceso según el cual los subcontratistas -e incluso los subcontratistas de éstos- entregan certificados de conformidad que verifican el origen de las piezas y materiales que entregan, explicó Ulmer. Pero en algún momento falló, añadió.

“Estamos haciendo nuestros deberes y diagnósticos para ir [revisar el proceso] hasta el final de la cadena, para averiguar en qué punto de la cadena se rompió”. “Eso nos ayudará a informar de lo que tenemos que hacer para cambiar el enfoque, no sólo desde la perspectiva del F-35, sino, más ampliamente, en relación con nuestra cadena de suministro”.

Ulmer manifestó que no tiene motivos para creer que alguien en el proceso haya ocultado deliberadamente el origen del material, pero que la investigación continuará.

En una mesa redonda con periodistas en la conferencia celebrada más tarde el martes, Andrew Hunter, subsecretario de Adquisiciones, Tecnología y Logística de la Fuerza Aérea, dijo que cuestiones como ésta y la pandemia de COVID-19 han puesto de manifiesto la complejidad de las redes de la cadena de suministro de las que depende el Departamento de Defensa.

“Esa aleación era algo que nunca debería haber estado en nuestra cadena de suministro, y debería haberse detectado mucho antes”, explicó Hunter. “Estas cadenas de suministro no son estáticas. Así que se requiere una vigilancia constante para asegurarse de que nuestras cadenas de suministro son resistentes, son seguras, y que sabemos de dónde vienen las cosas y si son conformes.”

Stephen Losey

One thought on “Ocho aviones F-35 esperan su entrega debido al parón por la aleación china.

  • el 22 septiembre, 2022 a las 13:51
    Permalink

    Ya solo le faltaba esto a la patata volante, hecho con piezas y aleaciones chinas, el colmo del despropósito, no ya solo por el error estratégico, sino por la pésima calidad, en absoluto nada confiable.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.