¿Por qué Estados Unidos dejó de construir cazas furtivos F-22?

La competencia entre las grandes potencias ha vuelto a rugir, y con ella la necesidad de sistemas de armas de alta gama.

El programa del caza furtivo F-22 hace tiempo que murió, pero el debate sobre su legado continúa.

Presentado en 2005, el F-22 Raptor de Lockheed Martin fue -y sigue siendo- uno de los mejores cazas de superioridad aérea del mundo. Pero, a pesar de las impresionantes prestaciones del Raptor, el programa F-22 no dejó de ser controvertido durante su vida.

En sus primeros días, el programa se encontró con una constante resistencia política. Las quejas se centraban en dos frentes interrelacionados: los costes elevados y las limitaciones de uso. Parte del problema es que no existe una forma universalmente aceptada de calcular el precio del F-22. La medida más popular es el “coste de vuelo” del caza, es decir, el coste de producción de un solo modelo adicional. Estas estimaciones han oscilado entre 110 y 180 millones de dólares durante la década de 2000. Para tener una idea de la escala, el Pentágono y Lockheed Martin han negociado recientemente un coste de vuelo de 80 millones de dólares por unidad para el caza de quinta generación F-35. Los críticos del F-22 prefieren citar el coste total por aeronave, que incluye tanto los gastos de investigación y desarrollo (I+D) como los de producción; esa cifra es menos halagüeña: 350-380 millones de dólares.

Luego está el problema del uso: con el fin de la Guerra Fría, los escépticos argumentaron que el papel de superioridad aérea del F-22 parece desperdiciado en adversarios asimétricos que carecen de capacidades sofisticadas de poder aéreo. Como ya informó The National Interest, estas preocupaciones latentes estallaron a finales de la década de 2000 con una disputa pública entre e la Fuerza Aérea y el Pentágono. El entonces secretario de Defensa, Robert Gates, argumentó que el F-22 no tenía ningún papel significativo que desempeñar en los conflictos en curso de Irak y Afganistán, lo que supuso un golpe para el programa F-22, y Gates despidió a los altos cargos de las Fuerzas Aéreas que seguían insistiendo en la adquisición de más F-22. El destino del Raptor quedó sellado cuando, con el apoyo del presidente Obama, el Senado votó en 2009 para detener la producción del F-22.

Es probable que el Raptor no vuelva, pero la decisión del gobierno de suprimir el programa ha tenido su cuota de detractores. Un considerable grupo de comentaristas de defensa y algunos funcionarios del gobierno han argumentado que la cancelación de la adquisición fue miope. “No tenemos suficientes F-22”, dijo el general Herbert Carlisle. “Eso es un hecho. No compramos suficientes”. “Vamos a necesitar los Raptors” para una lucha de alto nivel, añadió. “Así que todavía vas a tener que hacer eso y lo vamos a hacer con los 180 o más F-22 que tenemos”.

Como señala el escritor de Defensa Tyler Rogoway, el recuento final de 187 F-22 -de los cuales sólo unas 125 unidades están listas para el despliegue- dificulta el cumplimiento de los sólidos compromisos de rotación en los teatros del Pacífico, Europa y Oriente Medio. Además, los defensores del F-22 sostienen que Gates y sus aliados eliminaron el programa Raptor basándose en una evaluación errónea de las amenazas. China ha lanzado su caza furtivo de superioridad aérea J-20 mucho antes de lo estimado por Gates a mediados de 2020, y el caza ruso de superioridad aérea Su-57 ya está en servicio. Los partidarios del Raptor también han planteado la posibilidad de que los costes del F-22 se reduzcan si se permite que el programa de adquisición crezca y madure.

En cierto sentido, la Fuerza Aérea tiene ahora lo peor de ambos mundos. El F-22 no fue eliminado por completo de la lista, pero el programa de adquisiciones fue destripado hasta tal punto que los F-22 que quedan en la Fuerza Aérea son sencillamente incapaces de satisfacer plenamente las necesidades de potencia aérea de alto nivel de Estados Unidos. En un momento de creciente competencia entre grandes potencias y de intensificación de las amenazas regionales, esto puede resultar un error muy costoso.

Mark Episkopos

13 thoughts on “¿Por qué Estados Unidos dejó de construir cazas furtivos F-22?

  • el 11 septiembre, 2021 a las 14:00
    Permalink

    Tengo entendido que el problema del F22 en un hipotético conflicto con China en el Pacífico es que tiene “las alas muy cortas”. Es decir, su alcance no es idóneo. Obviamente, este se puede extender con el repostaje en vuelo, pero eso implica acercar peligrosamente los tanqueros a los cazas chinos.

    En comparación, el Poderoso Dragón de China tiene un alcance mayor, si bien es muchísimo menos furtivo que el F22. Pero la amenaza es para los tanqueros, no para el F22, y sin tanqueros no hay F22 (en el vasto Pacífico).

    Respuesta
    • el 11 septiembre, 2021 a las 14:02
      Permalink

      Quiero decir con ello que resucitar el programa del F22 tampoco solucionaría nada con respecto a ese hipotético conflicto con China. Si el enfoque es China y el escenario es el enorme Pacífico (lástima que hablemos de guerra en un océano con un nombre tan bonito), entonces el F22 no parece ser la respuesta, sino que se tendría que diseñar un nuevo avión.

      Respuesta
      • el 11 septiembre, 2021 a las 17:13
        Permalink

        El problema es que el mundo cambia
        Cambio cuando se diseñó el F-22 eran 2 super potencias
        Cambio cuando se cerró la línea de producción había 1 sola potencia
        Cambio cuando intentaron volver a fabricar Rusia se estaba levantando y China empezaba a florecer

        Los norteamericanos ya están a marchas forzadas con la 6 generación así que no an dejado la investigación

        Los Rusos están mejorando mucho los Mig 31
        Y la incógnita los chinos desarrollan sus aviones

        El problema como tú dices son los cisternas

        Tiene que tener muchos aviones las distancias son enormes y muy pocas bases

        Los cisternas son lentos y vulnerables

        Pero aparte las bases también son pocas y pueden ser atacadas por misiles

        Respuesta
      • el 11 septiembre, 2021 a las 22:21
        Permalink

        El sustituto del F22…el sexta…ya esta haciendo pruebas de vuelo en New Mexico…segun dicen es mas grande…ergo mas combustible.,,,para acompañar a los B21 Raider por ejemplo

        Respuesta
  • el 11 septiembre, 2021 a las 15:15
    Permalink

    El problema principal es que era dificil de bajarle el coste en la fabricación para un avión tan específico que nació como caza pero que luego acabó siendo caza bombardero. A día de hoy está algo obsoleto y si EE.UU confía en el F-15 para caza será por algo.

    Respuesta
  • el 11 septiembre, 2021 a las 22:44
    Permalink

    Cuando Obama canceló la producción del Raptor en 2009 China no era aún un adversario tenido en cuenta seriamente. Era más bien un socio comercial peligroso, pero poco más. Irónicamente fue el mismo Obama (hacia 2015) quien pronosticó que EEUU debía abandonar la campaña antiterrorista y centrarse en el nuevo adversario, que debía abandonar el eje Europa Central/Oriente Medio (con Rusia e Irán como sus máximos oponentes) y trasladar su peso específico (militar y económico) al área Asia-Pacífico. Finalmente, que debía reconvertir sus FFAA preparadas para guerras asimétricas (incluyendo la aviación), en fuerzas en las que la tecnología marcaría definitivamente la diferencia con sus adversarios. Obama preveía unas FFAA más pequeñas pero tecnológicas. En este marco consideró impulsar el programa F-35 y centrar en él las adquisiciones de aviones de combate, así como incrementar las I+D en aviones de 6ta generación. Planeó asimismo la creación del TPP, un acuerdo comercial liderado por EEUU y que dejaba afuera a China, con la intención de restablecer su influencia económica y política en la región.

    Respuesta
  • el 11 septiembre, 2021 a las 23:28
    Permalink

    A vista de hoy pareciera que la decisión de Obama de apoyar la cancelación del programa F-22 fue miope. Pero consideremos algunos aspectos: en ese momento es verdad que no había verdaderos adversarios en el horizonte inmediato que pudiesen hacer necesario al Raptor y parecía que 187 aviones alcanzaban para otorgar a EEUU una superioridad definitiva. En segundo lugar, los costos del programa JSF se habían convertido en un agujero negro que amenazaba tragarse todos los presupuestos. En realidad no había dinero para mantener ambos programas (TF-X/ JSF) al mismo tiempo. En tercer lugar el F-35 era el futuro de la industria aeroespacial estadounidense e implicaba una estructura productiva que abarcaba numerosos Estados y regiones de todo el país y tácticamente contribuiría decisivamente a la aviación estadounidense a seguir manteniendo la superioridad que el F-22 había logrado definitivamente.

    Respuesta
  • el 12 septiembre, 2021 a las 16:15
    Permalink

    El F-22 es una maravilla tecnológica y probablemente el mejor caza de cuantos existan. Es el único caza verdaderamente de 5ta y además el único que posee características de sigilo EM desde todos los ángulos de iluminación y lo hace sin sacrificar prestaciones dinámicas, incluyendo supermaniobrabilidad. Asimismo, es el único con toberas 3D con supresores IR y capacidad SC. De todas maneras, tal como ha explicado Víctor en forma excelente, es un caza diseñado para otros teatros de operaciones (Europa/OM) en el que el alcance no era prioritario. Por otro lado muchas de sus tecnologías, si bien siguen siendo válidas, ya están superadas (incluso por cazas de 4,5ta). Incluso, sería imposible volver a ponerlo en producción por la sencilla razón que sus utillajes y herramientas han sido destruidas, no existen y habría que realizar una suerte de ingeniería regresiva para volver a fabricarlas. Además del costo que ello implicaría han variado los métodos productivos y los materiales, que influyen en el diseño. Sería contraproducente desde el punto de vista industrial tener que regresar a tecnologías anticuadas para volver a producir un avión después de 12 años. En fin… Imposible!

    Respuesta
  • el 13 septiembre, 2021 a las 02:37
    Permalink

    Señor Fer65, usted está correcto en el 90% de sus argumentos, pero si analiza bien la decisión del ex presidente Obama se va a dar cuenta que él y su equipo tuvieron “los coj… ” de parar una estupidéz militar y económica que era el F-22. Además se le hace presente que el F-22 nunca a sido “sigiloso” ya que siempre se le ha podido rastrear y ubicar por sus comunicaciones, su GPS y por las emisiones de su radar, al igual que la otra estupidez del F-35.

    Respuesta
    • el 13 septiembre, 2021 a las 10:50
      Permalink

      El GPS es pasivo. No se emite señal alguna utilizándolo.

      Las comunicaciones, efectivamente, se puede DETECTAR por las señales de radio que emite. Pero una cosa es detectar y otra LOCALIZAR y otra, aun, es obtener una SOLUCIÓN de TIRO. De todas las formas, es tan fácil como aplicar el silencio de radio.

      Las emisiones de radar son aún más potentes que las de las comunicaciones. Y ahí el F22 tiene un problema de sigilo, porque no dispone de IRST, a diferencia de los cazas europeos y los rusos. El IRST, contra objetivos no sigilosos, tiene un alcance inferior que el radar, pero contra objetivos sigilosos es similar (si bien tiene la dificultad de la abertura, pues suele ser necesario tener una idea aproximada de la región del cielo en la que se ubica el enemigo para poder escanear esa región en detalle). El F35 es mejor que el F22 en ese aspecto, puesto tiene un equipo electroóptico potente. Sin embargo, este grupo electroóptico, que incluye infrarrojos, no incluye un rastreo de tipo IRST (no permite detectar enemigos, incluso furtivos, en base a la fricción con el aire).

      Respuesta
      • el 13 septiembre, 2021 a las 16:56
        Permalink

        Don Victor Demostenes, el GPS, es “pasivo”, por regla general, ya que cualquier, cambio de dirección o destino es detectable, se le recuerda que todos los satélites de navegación como el sistema GPS, son satélites geoestacionarios, por consiguiente se sabe de antelación su posición exacta, la posición de los sensores de escucha también se saben { para quién esta monitoreando }, por una triangulación con computadores personales con un sofwer hasta comercial se le puede detectar y localizar con pocos metros de inexactitud y así dirigir la defensa aérea a esa zona, el mismo procedimiento se usa desde hace más de 70 años para efectuar COMINT de aviones, y un procedimiento muy parecido para detectar el radar de abordo{ se puede calcular el lugar de origen de la emisión, por la potencia con que se capta por los equipos SIGINT}.

        Respuesta
  • el 13 septiembre, 2021 a las 14:19
    Permalink

    Como dicen en mi pueblo “Otra vez arroz” ??

    Se dejó de fabricar porque era un timo el precio tan desproporcionado, que ni comparación tenía con el anterior caza-bombardero sigiloso (F-117)
    Hay solo 187 porque resulta peligroso de operar, con varios accidentes mortales donde se ha perdido piloto y aparato por fallos de diseño.
    Tiene una baja disponibilidad, porque Lockheed mintió descaradamente sobre el trabajo de mantenimiento y sus costos, aún peor la FFAA lo asumieron porque no tenían nada mejor. Hoy que se siguen construyendo F15 mejorados y a porradas queda en claro que las FFAA hicieron el tonto solo para obtener un avión nuevo de paquete.

    Pero lo peor es plantear a la chatarra china como un adversario, cuando ni de cerca lo es, simplemente por la electrónica empaquetada. Y da risa como nombran al Su57 como otro adversario, que solo hay 11 en vuelo y se entrega 3 por año, es un mal chiste.

    Pura basura propagandistica.

    Respuesta
    • el 14 septiembre, 2021 a las 01:10
      Permalink

      Si super peligroso se han estrellado 5 y han fallecido 2 pilotos, lleva mas accidentes el F-35 y mas muertos que el F-22. El F-22 debe ser el caza USA con el mejor historial de accidentes de los USA. Lo que si es caro de mantener y fue caro de fabricar más que nada porque se hicieron muy pocos para compensar la inversión.

      Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com