Bulgaria recibe las primeras ofertas para los cazas de reemplazo.

El Ministerio de Defensa búlgaro ha solicitado ofertas de alquiler de aviones de combate a cuatro países, en un momento en que el país se esfuerza por asegurar sus capacidades de combate aéreo, hasta que los primeros ocho F-16 estadounidenses entren en funcionamiento en 2027 o 2028.

La noticia llega poco después de que el gobierno provisional del país decidiera pedir al parlamento que aprobara un segundo pedido de ocho F-16 adicionales, valorados en unos 1.300 millones de dólares.

Para cubrir el consiguiente déficit de potencia aérea, el ministerio ha solicitado ofertas a Estados Unidos, Francia, Suecia e Israel. Hasta la fecha, Sofía ha recibido las respuestas de Francia y Suecia, y está a la espera de las de los dos países restantes, dijo el ministro de Defensa, Dimitar Stoyanov en un comunicado.

Según Stoyanov, los cazas Mikoyan MiG-29 de diseño soviético serán retirados del servicio en 2023. Dos años más tarde, Bulgaria pretende recibir sus primeros ocho F-16, pero la Fuerza Aérea del país tardará entre dos y tres años en poder beneficiarse plenamente de las capacidades de los nuevos aviones. Según el plan, otros ocho F-16 se entregarán a Bulgaria en 2027 si se firma el acuerdo propuesto, afirmó.

El ministro dijo que Bulgaria tiene previsto alquilar los aviones a uno de los cuatro países contactados.

“En este momento, nuestra intención no es comprar, sino sólo utilizar estos aviones durante un cierto período de tiempo”, dijo Stoyanov.

Mientras tanto, en previsión de los reactores fabricados por Lockheed Martin, el ministerio ha puesto en marcha un proyecto de revisión de la base aérea Graf Ignatievo, donde se alojarán los aviones.

Jaroslaw Adamowski

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.