Grecia bloquea la participación de Turquía en el simulacro “Tiger Meet” de la OTAN.

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se reunieron el mes pasado y acordaron tratar de resolver las viejas diferencias entre sus países, manteniendo, al menos, las diferencias en el conflicto de Ucrania.

Sin embargo, poco han durado los buenos deseos, el jueves, aviones turcos irrumpieron en el espacio aéreo griego, realizando más de 125 vuelos no autorizados en 24 horas, Atenas tomó represalias.

Grecia ha revocado la participación prevista de Turquía en el simulacro aéreo de la OTAN organizado por Grecia el próximo 9 de mayo, conocido como “Tiger Meet”, señalando que Turquía no es “ni un aliado, ni un amigo”. Grecia también suspendió las negociaciones de confianza que debían comenzar entre los diplomáticos griegos y turcos el próximo mes.

El desaire se produjo cuando el Ministerio de Asuntos Exteriores griego convocó a última hora del miércoles al principal enviado de Ankara para protestar por el número récord de violaciones sobre el Mar Egeo. El jueves fue llamado de nuevo, mientras los aviones de guerra turcos sobrevolaban una serie de populares islas de vacaciones, como Rodas y Samos, protagonizando simulacros de combates aéreos.

Patrullas casi diarias

Grecia y Turquía, ambos miembros de la OTAN, están enfrentados desde hace tiempo por los derechos aéreos y marítimos en el Egeo, rico en petróleo y minerales.

El desacuerdo ha dado lugar a patrullas casi diarias de las fuerzas aéreas y a misiones de interceptación, sobre todo en el disputado espacio aéreo alrededor de las islas griegas que Turquía ha reclamado repetidamente como suyo, negando cualquier tipo de violación.

Los expertos, los políticos y los militares de este país están preocupados por el repentino aumento de los peligrosos sobrevuelos, especialmente tras la esperanzadora reunión del mes pasado entre Mitsotakis y Erdogan.

Andreas Loverdos, legislador y miembro de la Comisión de Asuntos Exteriores griega, dijo que, en realidad, nada había cambiado respecto a la postura de Turquía hacia Grecia. Señaló que Turquía había suavizado lo que él llamaba su postura provocadora porque estaba intentando arreglar las relaciones con Washington y desempeñar un papel constructivo en el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Como eso no ha dado resultado, dijo Loverdos, Turquía está volviendo a los patrones de comportamiento del pasado.

Los lazos de Turquía con el gobierno de Estados Unidos se han tensado desde que se impusieron sanciones punitivas a Ankara durante la administración Trump por la compra por parte de Turquía de un sistema de misiles a Rusia, una violación de las normas de la OTAN.

Ahora Ankara quiere comprar aviones de combate F-16 a Estados Unidos, una oferta que el representante demócrata estadounidense Frank Pallone y más de 50 legisladores han instado a la administración de Biden a rechazar, citando lo que señalan como la falta de compromiso de Erdogan con la OTAN y sus “vastos abusos de los derechos humanos.”

Todavía no está claro si la compra se llevará a cabo.

Se esperan más juegos de guerra

Hasta entonces, y mientras las relaciones de Turquía sigan siendo problemáticas con Occidente, los expertos militares de este país advierten que Grecia debería estar en alerta máxima por más juegos de guerra en las zonas disputadas del Egeo.

El comandante retirado de la Fuerza Aérea Griega, Evangelos Georgousis, dijo que los vuelos turcos no eran nuevos, pero que no se habían visto antes en un número tan grande. El temor, señaló, es que cualquier cosa pueda salir mal. Lo único que falta en estas persecuciones en el aire, según Georgousis, es el acto de pulsar el botón para disparar los misiles contra el objetivo enemigo. Todo lo demás es tan real y bélico como puede ser, y es peligroso.

La disputa por el Egeo llevó a Grecia y Turquía a un peligroso enfrentamiento hace más de dos décadas, que obligó a Estados Unidos a intervenir para alejar a ambas partes del borde de la guerra.

Grecia ha instado a Ankara a llevar la disputa al Tribunal Internacional de Justicia de La Haya, pero Turquía se ha negado repetidamente.

Anthee Carassava

2 thoughts on “Grecia bloquea la participación de Turquía en el simulacro “Tiger Meet” de la OTAN.

  • el 30 abril, 2022 a las 23:13
    Permalink

    Erdogan sigue la tactica putiniana del latigo y el terron de azucar, que, en su ingenuidad, supone efectiva. Un dia te pega y el mismo dia ofrece “conversar”. Cualquier persona racional lo interpreta como una contradiccion, como una invalidacion de las palabras pronunciadas, porque el unico lenguaje que interesa es el de los hechos.
    Efectivamente, Erdogan, el putin turco, no es ni amigo ni aliado. Pero, tal vez, aprovechando sus veleidades imperiales, se le pueda dar algun uso en favor de Occidente.

    Respuesta
  • el 1 mayo, 2022 a las 11:19
    Permalink

    Erdogan será lo que sea, pero está propiciando que Ucrania gane la guerra y que Odesa aún siga en pie, gracias al cierre del Estrecho del Bósforo a la Armada rusa y a sus drones TB2, entre otras cosas. Turquía siempre será necesaria.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.