Turquía y Hungría deberían ser suspendidos de la OTAN.

Para ser creíble, una alianza militar defensiva requiere la confianza común de sus miembros en que, si uno de ellos es atacado, los demás le prestarán un apoyo decisivo. Independientemente de otros intereses que puedan tener con Estados Unidos y sus aliados de la OTAN, ahora es obvio que Turquía y Hungría no pueden cumplir esta expectativa. Ambas naciones deberían ser suspendidas de la alianza.

Aunque cualquier suspensión entrañaría complejidades jurídicas, sería posible. Además, la acción hacia la suspensión podría inducir por sí misma cambios significativos en la política turca y húngara.

La causa más inmediata de la suspensión de Turquía es su obstrucción a Finlandia y Suecia en su esfuerzo por ingresar en la OTAN. Turquía suspendió el martes las conversaciones al respecto en respuesta a las protestas suecas, en las que se quemó un Corán y una efigie del presidente turco Recep Tayyip Erdogan. La causa más inmediata de la suspensión húngara es que su primer ministro, Viktor Orban, se ha doblegado ante el presidente ruso, Vladimir Putin, y el presidente chino, Xi Jinping. (Por cierto, Hungría es el único Estado miembro que aún no ha ratificado la adhesión de Finlandia y Suecia).

La suspensión no es un paso que deba tomarse a la ligera. Por su posición en el punto de entrada del Mediterráneo al Mar Negro y su proximidad a las reservas energéticas de Oriente Medio, Turquía ha sido durante mucho tiempo un aliado clave de la OTAN. Como en el caso de Hungría, es de esperar que Turquía recupere algún día la confianza de la OTAN. Sin embargo, un examen del Tratado de la OTAN pone de manifiesto que ambas naciones están incumpliendo sus obligaciones.

Según el artículo 2 del tratado, los miembros se comprometen a “contribuir al desarrollo de unas relaciones internacionales pacíficas y amistosas mediante el fortalecimiento de sus instituciones libres”.

Ni Orban ni Erdogan están “fortaleciendo sus instituciones libres”. Al contrario, ambos líderes han ampliado el dominio de los medios de comunicación estatales a expensas de un discurso verdaderamente libre. Ambos han reprimido las voces disidentes de minorías, políticos y activistas, y organizaciones no gubernamentales. Erdogan ha encarcelado a cientos de periodistas, algunos simplemente porque dice que le han insultado.

En virtud del artículo 3, un miembro se compromete a “mantener y desarrollar su capacidad individual y colectiva de resistir un ataque armado.”

Erdogan ha hecho añicos este compromiso con su compra del sistema ruso de defensa antiaérea S-400, diseñado específicamente para destruir las fuerzas aéreas de la OTAN. Al hacerlo, Erdogan debilitó la credibilidad de la OTAN y puso en peligro a sus tripulaciones aéreas.

Orban ha echado por tierra este compromiso con su aceptación de la actividad de los servicios de inteligencia rusos y su debilitamiento de las sanciones europeas impuestas a Rusia. Esas sanciones respaldan la seguridad de la OTAN al imponer costes por la agresión de Putin en Ucrania y disuadir así al líder ruso de nuevas agresiones.

Según el artículo 8, un miembro “se compromete a no entrar en ningún compromiso internacional que entre en conflicto con el presente Tratado”.

Turquía ha roto este compromiso con la mencionada compra de S-400 y la exigencia de Erdogan de que Suecia abandone sus leyes de libertad de expresión y extradite a personas sin tener en cuenta el debido proceso. Igualmente importantes son las amenazas de Erdogan a Grecia, país miembro de la OTAN, sus guerras de conquista en Siria y su apoyo militar a Azerbaiyán contra Armenia. Sí, Turquía tiene quejas legítimas con respecto a los grupos terroristas kurdos en Irak y Siria. Pero el fetichismo de Erdogan por los bombardeos indiscriminados es inaceptable.

Hungría ha roto este compromiso con su socavamiento de las sanciones europeas y el servicio de Orban como virrey/sirviente de Xi y Putin dentro de la OTAN y la Unión Europea.

Para subrayar, una alianza no tiene valor a menos que sus miembros mantengan una confianza compartida. Con Orban y Erdogan, Hungría y Turquía ya no pueden inspirar esa confianza dentro de la OTAN. Hasta que eso cambie, deben ser separados de esta alianza en la que ahora hacen más daño que bien.

Tom Rogan

19 thoughts on “Turquía y Hungría deberían ser suspendidos de la OTAN.

  • el 25 enero, 2023 a las 11:06
    Permalink

    Poca vergüenza decir que Hungría no cumple tal y pascual, es un miembro más de la alianza que es defensiva. Exigir nada sobre los activistas y los opositores es no mirar lo que hacen en otros países con la censura y ataques a la libertad jurídica o social (España por ejemplo).

    Respuesta
    • el 25 enero, 2023 a las 12:20
      Permalink

      los turcos son eso, moros… nunca te puedes fiar, lo lógico es que estuvieran en la Liga árabe y no en la OTAN, que tengan una ciudad en continente europeo no les convierte en europeos (menos mal que en la UE no entrarán) como tener Ceuta y Melilla no convierte a España en país africano, sobre Hungría… poco que decir, ni sus antiguos amigos polacos tratan ya con Orban, por prorruso, solo está para torpedear a la UE y la OTAN desde dentro, es el segundo topo de Putin desde Merkel.

      Respuesta
  • el 25 enero, 2023 a las 11:47
    Permalink

    del turco mejor no hablar, hoy por hoy la ue y la otan dejan mucho que desear, orban es un dirigente que mira por su pais y la ue como la otan son organizaciones que la estan destruyendos sus dirigentes,aqui el mas culpable es la onu, que se esta tocando los cataplines con la agenda 2030

    Respuesta
    • el 27 enero, 2023 a las 15:27
      Permalink

      Chang Frick, un periodista sueco con vinculos con el Kremlin es el qué está pagando a éste danés para que queme los libros del Corán delante de las embajadas turcas, tácticas del FSB o GRU ruso para romper la unidad de los socios de la Otan. La realidad es la que és y muy tonto Erdogan por caer en la trampa

      Respuesta
  • el 25 enero, 2023 a las 11:55
    Permalink

    Buen articulo, ya era hora de que alguien denunciase el juego de Turkia, que esta a los intereses del Imperio Turko y de la asociacion a la que pertenece.
    Si esta dentro de esta asociacion (NATO) y se dedica a socavarla, a relentizarla y a chantajearla ….

    Respuesta
  • el 25 enero, 2023 a las 12:13
    Permalink

    Y España sigue siendo un socio fiable. Con la compra en 1* ranking de gas ruso. Con los ministros comunistas de podemos en contra de todo apoyo a Ucrania y a la OTAN ?

    Respuesta
  • el 25 enero, 2023 a las 12:54
    Permalink

    Estos países deberían de tomar en “serio” la “opinión” del Sr Tom, sus “pedidos” o futuribles se hacen realidad, ya el 15 de mayo de 2018, Tom Rogan publicó un artículo en el periódico Washington Examiner titulado “Ucrania debería volar el puente de Putin sobre Crimea y que Estados Unidos debería apoyar esto.
    Se reproducen artículos de un británico afincado en Wasinton DC, que pide matar, destruir sin contemplaciones a los que no aceptan los dictados de USA, que se enfada y se pregunta el 6.01.23 que le paso al domado Medvedev y escribe ¿Qué pasó con Dmitry Medvedev ?
    En fin, que lo que se publica en “europa” viene dictado o directamente se publica desde USA lo que tiene que oirse y leerse en la OTAN.
    Y lo primordial hay que comprar SÓLO muchas armas fabricadas por empresas de USA

    Respuesta
  • el 25 enero, 2023 a las 14:00
    Permalink

    Erdogan está posibilitando que Ucrania no caiga, vetando el paso de la flota rusa hacia el Mar Negro, eso es bastante fiable digo yo. Orban no se pliega a los dictados de la Agenda globalista 2030 y los dictados intrusivos de los socialdemócratas lobistas de la UE, un auténtico cáncer para el Viejo Continente. Orban solo mantiene a Hungria a salvo de todo esto, y sí, compra petróleo ruso porque es lo que tiene más cerca y más cómodo para su país de interior, lo mismo que Alemania y muchos países europeos hacen con el gas ruso, incluida España, la del gobierno coaligado con pro rusos declarados.

    Respuesta
    • el 25 enero, 2023 a las 18:18
      Permalink

      Solo un bloqueo por parte de la OTAN en el mar Mediterráneo y no entra ni sale barco ruso.

      Respuesta
  • el 25 enero, 2023 a las 14:25
    Permalink

    Sera dificil sacar a Turkia de la OTAN, a menos que sea reemplazada como base de avanzada en medio oriente por algun otro amigo. Ademas, como dijo otro parroquiano, esta colaborando con Ucrania. Una de cal y otra de arena…

    Respuesta
  • el 25 enero, 2023 a las 14:33
    Permalink

    Y por cierto, una cosa es comprar gas a los ruskis y otra es beneficiar a los enemigos de la OTAN directamente en lo militar. Comprar gas se traduce en armas rusas (y no al 100%) con cierto retraso, posiblemente meses. Pero impedir la entrada de candidatos fieles a la OTAN o hacer de base para el enemigo (Hungria) tiene un efecto inmediato en caso de conflicto.

    Respuesta
  • el 25 enero, 2023 a las 14:41
    Permalink

    Las naciones que forman parte de la OTAN deben
    fortecerla en lo posible. El problema es cuando el
    taimado Erdogán realiza una política exterior por
    lo menos agresiva, por decirlo amablemente. Que
    se pueda nombrar respecto a naciones fuera de la
    OTAN:
    El contencioso con Iraq por el (escaso) agua de los
    ríos Tigris y Éufrates.
    La alianza con Azerbaiyán (ambas naciones turcas),
    que tiene a Armenia como damnificada, y que así
    mismo puede causarle problemas con Irán, donde
    un 25% es de origen azerí.
    El conflicto turco en Siria, donde llega a ocupar una
    franja al norte de ese país.
    El antiguo conflicto turcochipriota.
    En todos estos conflictos Erdogán, en base a todos
    sus legítimos intereses, actúa de forma agresiva al
    saberse protegido por la OTAN, pero la Alianza no
    ve beneficios tangibles para ella.
    La OTAN, gracias a Putin, se ha reinventado, y tal
    vez es hora de hacer cambios en sus estatutos.

    Respuesta
    • el 25 enero, 2023 a las 18:22
      Permalink

      Al Iskander . Asi es, si un miembro de la OTAN y de la UE, debido a un gobierno que pisotea los derechos humanos, civiles y democráticos, ya no es confiable, debe de ser suspendido hasta que haya un cambio de gobierno que lo haga.

      Respuesta
  • el 25 enero, 2023 a las 18:02
    Permalink

    Erdogan y Victor Orban, lo único que hacen es ver por los intereses de su propio país. Cosa que no hacen los demás presidente de Europa por su servilismo.

    La OTAN se supone que es una alianza “militar defensiva” y si la OTAN no esta en guerra con Rusia, ellos están en su derecho de tener políticas amistosas con Rusia o cualquier otro país, si es para beneficio de sus propios ciudadanos.

    Respuesta
  • el 25 enero, 2023 a las 18:16
    Permalink

    De donde sobra primero Hungría es de la UE. Solamente por su deriva dictatorial, la falta de respeto a minorías, a la instituciones europeas…sencillamente sobran.

    Y si además tampoco aportan sino más bien socavan dentro de la OTAN, pues nada, que se vayan con sus amigos rusos, que están demostrando lo bien que tratan a sus “aliados”

    Respuesta
    • el 26 enero, 2023 a las 06:02
      Permalink

      Por eso mismo, Ucrania nunca debería entrar en la UE y la OTAN. Son unos corruptos, en esta guerra se están forrando con la ayuda externa.

      Respuesta
  • el 26 enero, 2023 a las 11:42
    Permalink

    Según el artículo 8, un miembro “se compromete a no entrar en ningún compromiso internacional que entre en conflicto con el presente Tratado”.
    Entonces los que están incumpliendo este artículo son los miembros de la OTAN que esta participando en el envío de armas a Ucrania, no Turquía.
    Estamos dejando que la geopolítica de EEUU dicte y marque el derrotero político y económico de Europa y encima en contra de nuestros intereses. Hungría y Turquía tienen la obligación de buscar lo que mejor le convenga a sus países, ahora las Naciones europeas está andando por el mismo camino que nos llevó a la primera guerra mundial ,una serie de decisiones aparentemente sensatas que luego por orgullo y necedad de los gobiernos de las naciones involucradas, nos llevó a la muerte de más de 20 millones de personas.

    Respuesta
  • el 26 enero, 2023 a las 16:51
    Permalink

    Aqui pagamos las cagadas de los USA y luego de Alemania…no se que pinta Turquia en la OTAN..y tampoco Hungria en la UE..eso fue una cagada de los alemanes…deberian ser expulsados o apartados de todo lo interesante..castigados de cara a la pared…tenemos al enemigo en casa

    Respuesta
  • el 26 enero, 2023 a las 17:56
    Permalink

    Expulsar a un país por vetar el acceso a otro, cuando la OTAN establece que tal acción es legítima según sus propias normas, equivale de hecho a dinamitar el tratado. Turquía se limita a ejercer un derecho que la OTAN otorga a todos sus miembros. El ejercicio de un derecho consagrado en la firma de un tratado internacional no puede ser considerado ilegítimo.

    Podemos juzgar con desagrado las atroces políticas de Erdogan, pero en este asunto es consecuente con sus intereses. Es normal que no quiera establecer una alianza militar con países que respaldan a grupos secesionistas kurdos. Si los países OTAN contemplan con desagrado el genocidio kurdo, con el antecedente histórico del genocidio armenio, y aún así admitieron a Turquía por unanimidad, la culpa y la responsabilidad no es de Turquía. Se admite o se rechaza a un país tal cual es, y lo de Turquía no es nuevo, las razones por las que fue admitidano tienen que ver con la moralina que se gastan algunos analistas ( solo cuando les conviene), y siguen siendo válidas.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.