Corea del Sur inicia oficialmente el programa de portaaviones LPX-II.

El 30 de diciembre de 2020 se ultimaron finalmente los detalles del nuevo portaaviones ligero LPX-II de Corea del Sur y se asignó oficialmente el presupuesto necesario en el Plan de Defensa a Medio Plazo de 2020~2024.

La información publicada por primera vez por los medios de comunicación locales de Corea del Sur, significa que después de aproximadamente un año de planificación y análisis preliminares, el programa ya está oficialmente en marcha. Se espera que este barco entre en servicio con la Marina de la República de Corea en 2030.

El nuevo buque LPX-II dará prioridad a la operación de los aviones sobre la operación anfibia y no tendrá cubierta de pozo. Tampoco tendrá salto de esquí y contará con dos islas. La aeronave principal será el F-35B Lightning II y su conjunto de sensores y armas será todo autóctono. El radar multifunción con capacidad de defensa contra misiles balísticos (BMD) que se está desarrollando para el próximo destructor de Corea (KDDX), equipará al LPX-II, según se informa.

El diseño de la isla gemela

El último diseño del LPX-II también se desveló mostrando un diseño de isla gemela que probablemente sea el reflejo de la cooperación internacional.

En cuanto a los socios extranjeros, se dice que el gobierno y las empresas de EE.UU. y el Reino Unido están involucradas. Los EE.UU. transferirán la tecnología para la cubierta reforzada como parte de la compra del F-35B, mientras que el Reino Unido ha estado proporcionando asesoramiento técnico y documental. Como se informó en octubre de 2020, se dice que el Gobierno del Reino Unido y Babcock International, que dirigió el proceso de diseño del portaaviones de clase Queen Elizabeth- de la Marina Real, “participan activamente con sus homólogos surcoreanos”. Esto probablemente explica por qué el último diseño del LPX-II muestra dos islas que se parecen a las de los portaaviones de la Royal Navy. La multinacional británica Babcock ya había participado en el programa de grandes submarinos de ataque KSS-III de la Armada de la República de Corea.

Acerca de LPX-II

Representación conceptual temprana del programa de portaaviones ligero LPX-II.

El astillero surcoreano Hyundai Heavy Industries (HHI) obtuvo un contrato para el diseño experimental del LPX-II en octubre del año pasado. El proyecto LPX-II tiene como objetivo la construcción de un nuevo y versátil buque de gran cubierta para el aterrizaje de aviones de combate de despegue corto y aterrizaje vertical.

Se espera que HHI termine el diseño de la nave y su puesta en servicio con la Marina de la República de Corea está prevista para principios de la década de 2030. El buque, que desplaza unas 40.000 toneladas (30.000 toneladas inicialmente, pero las recientes referencias de la DAPA al proyecto mencionan una cifra más alta) se basaría en el actual buque de asalto anfibio de clase Dokdo (proyecto LPX-I), pero sin cubierta de pozo según la información más reciente. Sería capaz de acomodar alrededor de 20 cazas F-35B STOVL.

Impresión artista que muestra el futuro de la Armada de la República de Corea: el LPX-II, ROKAF F-35B, escoltado por los submarinos KSS III, KDX III lotes II y los futuros destructores KDDX.

El buque LPX-II también desplegará los futuros helicópteros de ataque de la Marina de la República de Corea, para los cuales hay una próxima licitación entre la compañía local KAI (con el Surion MAH), Bell Helicopters (con el AH-1Z) y Boeing (con el AH-64 Apache). Las tres compañías estaban mostrando sus soluciones en la exhibición de ADEX 2019 celebrada en Seul.

Xavier Vavasseur

19 thoughts on “Corea del Sur inicia oficialmente el programa de portaaviones LPX-II.

  • el 4 enero, 2021 a las 16:56
    Permalink

    Mucho espacio parece consumir esa doble isla, más que en los Queen Elizabeth (depende de qué imagen sea la correcta, la primera o la segunda). ¿Y sin salto de esquí? ¿Y eso?

    Lo veo un tanto arriesgado apostarlo todo a una única carta, a la del F-35B, el único avión VSTOL disponible. Pero en el caso de Corea del Sur puede tener sentido dar prioridad a la capacidad furtiva del avión, por encima del de la superioridad aérea. Pensando en Corea del Norte, su mayor problema puede ser llegar a bombardear objetivos más que defender el espacio aéreo. Además, con las distancias relativamente cortas, puede que la no disponibilidad de velocidad supersónica no sea tan importante.

    Otra cosa sería si además tuvieran que enfrentarse a China. Entonces no disponer de superioridad aérea sería grave. Supongo que para ello Corea tendrá que dotarse de varios aviones, el F-35B para el ala embarcada y aviones específicos para la superioridad aérea.

    Respuesta
    • el 5 enero, 2021 a las 01:03
      Permalink

      Supongo que sera el dique inundable para lanzar lanchas de desembarco , es el problema de traducir directamente los articulos.

      Respuesta
    • el 5 enero, 2021 a las 02:46
      Permalink

      Creo que es una cubierta inundable para que lanchones de desembarco, hovercrafts o vehículos anfibios sean puestos en el agua, o entren y salgan del barco. Yo siempre entendí que lo denominaban dique inundable……

      Respuesta
    • el 5 enero, 2021 a las 09:59
      Permalink

      Es la cubierta inundable para tener capacidad anfibia, que barcos de desembarco atraquen en él.

      Respuesta
    • el 5 enero, 2021 a las 11:48
      Permalink

      Tal como yo lo veo me parece un diseño bastante adecuado para las necesidades de Corea del Sur. Un desarrollo de bajo riesgo que imita en cuanto a capacidades a la clase América. Muy probablemente veamos una segunda unidad más adelante qué permita la rotación entre ambas y disponer constantemente de un Grupo Aéreo embarcado qué permita proyectar la fuerza de la Marina de Corea con ciertas garantías. La capacidad multisensor del F-35 coordinada con los nuevos desarrollos como el KDDX con una capacidad impresionante a los coreanos y serán un apoyo fundamental para la US Navy en caso de conflicto tanto con Corea del Norte como con China. No hay que pensar en la marina de Corea como una entidad independiente si no valorarlo en su alianza con EEUU. Ojalá tuviésemos en España la capacidad de Corea de Sur.

      Respuesta
  • el 5 enero, 2021 a las 06:45
    Permalink

    Es lo que tiene traducir las notas de prensa con Google…. El término correcto es dique inundable. Se refiere al que tiene por ejemplo el Juan Carlos I a popa que le permite desplegar lanchas de desembarco.

    Respuesta
  • el 5 enero, 2021 a las 11:32
    Permalink

    Corea dada su situación geográfica y geopolítica puede tener las bases de sus cazas de superioridad aérea desde su península, en este caso tiene los F15 Strike Eagle. La estrategia de Corea respecto a sus vecinos es siempre defensiva, para la parte ofensiva ya tiene a sus aliados americanos con las bases en su propio territorio y en Japón (a tiro de piedra). No creo que estén pensando en el portaaviones como una fuerza de proyección de ataque a muy larga distancia.

    Respuesta
  • el 5 enero, 2021 a las 17:38
    Permalink

    La estrategia de Corea hasta ahora ha sido defensiva en relación a Corea del Norte pero, dado el cambio de actitud tanto de los rusos como sobre todo de los chinos, es posible que en el futuro, necesiten cierta capacidad de proyección que compense la presencia de alguno de los portaaviones chinos en la zona o al menos, la presencia de un grupo aéreo embarcado que les proporciones defensa aérea de medio alcance. Soy consciente de las carencias que presenta el F35B pero al mismo tiempo también del potencial que ofrece para trabajar en red y la fusión de datos que proporciona a sus operadores.
    No se trata de operaciones expedicionarias a larga distancia sino de un poder aéreo efectivo aunque pequeño y una capacidad de disuasión de la que ahora carecen.

    Respuesta
    • el 7 enero, 2021 a las 20:57
      Permalink

      Hay que pensar que Corea del Sur existe gracias a Inchon por lo que un asalto anfibio es parte de su ADN.

      Respuesta
  • el 6 enero, 2021 a las 14:45
    Permalink

    Los surcoreanos en el aspecto de copiar diseños occidentales se asemejan mucho a los chinos, también lo vemos en sus coches. Es triste ver como un país como España, con un PIB similar al surcoreano, pase olímpicamente de su Defensa Nacional y tenga unas FAS en Estado semicomatoso y a la espera de ser barridas por un ataque marroquí. El Catobar español, con Rafale no se puede hacer esperar.

    Respuesta
    • el 6 enero, 2021 a las 16:06
      Permalink

      Que Corea es más rica que España que en el 2019 tenia ya un PIB un 18% superior al de España y cada vez aumenta el trecho y más tras el Covid el PIB del 2020 seguro que ya estan por encima del 20% y camino del 25%, la economia similar a España es Australia.

      Respuesta
      • el 8 enero, 2021 a las 19:04
        Permalink

        Pues mira la transformación defensiva comparada con la nuestra . No tiene comparación alguna . Nos machacan de largo en ese aspecto . Les profeso una sana envidia de campeonato . No lo puedo negar .

        Respuesta
  • el 8 enero, 2021 a las 15:26
    Permalink

    La configuración artística inicial del LPX-II demuestra claramente la influencia británica en el diseño, caracterizado por la presencia de dos grupos de chiminea-torre de control, la proel de mando del buque y la popel de operaciones aéreas, al estilo de los portaaviones clase Queen Elízabeth. En la primera configuración aparecían los dos grupos unidos, mientras que en la segunda están divididos y el lugar de la separación ocupado por un ascensor. En la primera configuración se nota un ascensor ubicado a estribor a popa de la isla doble y otro a babor enfrente de la torre popel. En la segunda se ven los dos ascensores a estribor, uno entre las torres y el otro a popa de la segunda torre. Por otro lado, lo importante es que conserva la estructura general de LHD, como un clase Dokdo de mayores dimensiones. Los Dokdo, de los cuales el cabeza de clase está en servicio, otro (Marado) a punto de entrar en servicio y un tercero programado, es la primera clase de buques de la nación peninsular con capacidad aeronáutica, y aunque sólo transporta helicópteros, su cubierta protegida por uretano estaría en condiciones de operar aviones STOVL (AV-8/F-35B).

    Respuesta
  • el 8 enero, 2021 a las 15:41
    Permalink

    Los Dokdo, inspirados en la clase USS Wasp (LHD) pero de menores dimensiones (199×31 m) y desplazamiento (18.000 t a pc), son denominados en la Armada surcoreana como LPH, es decir siguiendo la denominación norteamericana, LHA de menores dimensiones. Cuentan con un pozo o dique inundable con capacidad para dos LCAC e incorporan el concepto de “Ataque más allá del horizonte”, es decir operaciones de asalto anfibio de gran velocidad que se inician fuera del rango visual del enemigo. No es objeto de este comentario explicar este concepto, sino notar las implicancias que tiene dentro de la filosofía operativa naval de Corea del Sur y específicamente en el diseño del nuevo LPX-II.

    Respuesta
  • el 8 enero, 2021 a las 17:35
    Permalink

    El concepto de flota de “aguas azules” surcoreano está claramente influenciado por la USN, centralizada alrededor de un buque portaaviones/portaaeronaves/capacidad aeronáutica y sus escoltas, incluyendo submarinos. La intención del gobierno es crear dos o tres flotas con capacidad de respuesta rápida cuyo objeto principal es realizar ataques desde el mar y generar desembarcos ofensivos con posibilidad real de sorprender al enemigo y sostener la cabeza de playa y convertirla en punto de invasión. Para ello resulta imprescindible crear buques con capacidades para cumplimentar estos objetivos. La clase Dokdo ha sido concebido según estos términos. Su alta velocidad (23 n) y posibilidad de desembarcar un regimiento de infantería incluyendo MBT y MTV, apoyados por un CV-22 (dos en el Marado) y hasta 16 helicópteros de asalto y/o ataque así lo demuestran. En este escenario un buque como el LPX-II, con capacidad de desplegar hasta 20 F-35B, o una combinación de STOVL y helicópteros de ataque, resulta imprescindible.

    Respuesta
  • el 8 enero, 2021 a las 17:46
    Permalink

    El diseño del LPX-II revela que no ha sido abandonada completamente la capacidad anfibia, aunque su misión primordial sea el de portaaviones ligero. Esta es la concepción que el USMC ha otorgado a sus buques LHA-6 América y LHA-7 Trípoli y se ha extendido al buque surcoreano, cuyas características técnicas tampoco estarían tan alejadas de los buques norteamericanos: 40.000 t de desplazamiento a pc, 238×62 m y 720 tripulantes. De todas maneras, la intención es generar una verdadera flota global, con la intención de defender los intereses de la nación en todos los mares del mundo y contribuir a la paz mundial. Para ello, se ha programado para el futuro (2040/45) un verdadero portaaviones de ala fija (sin especificar el sistema de lanzamiento y recuperación) de unas 70.000 t, 298×5 m y unos 40 aviones y helicópteros con más de 1300 tripulantes.

    Respuesta
  • el 8 enero, 2021 a las 18:06
    Permalink

    Con respecto al F-35B, se ha sugerido en los comentarios que éste avión podría adaptarse perfectamente a las necesidades de la armada surcoreana (al contrario que la armada española, con lo cual coincidimos). Sus capacidades furtivas le otorgaría la posibilidad de desarticular cualquier defensa previo a un desembarco en regla y también cierta capacidad de defensa aérea, en especial contra el equipamiento de la FA norcoreana, numeroso pero anticuado. Si bien las características técnicas de los F-35B son las más pobres de la familia JSF, su capacidad multisensor y actuar integrado con las fuerzas navales de superficie y otras aeronaves, lo capacita para misiones de defensa aérea (además de ataque a superficie) en medio del océano, incluso contra los J-15B de la armada china. No tiene buena capacidad de combate dogfight, pero indudablemente si tiene algunas capacidades excelentes de defensa aérea, incrementadas en un espacio oceánico. En definitiva, coincidimos con la opinión generalizada que el F-35B es un avión idóneo para la armada surcoreana en el escenario que se extiende entre el mar de Japón y el mar Amarillo e incluso el mar de China Meridional.

    Respuesta
  • el 8 enero, 2021 a las 19:01
    Permalink

    Todo esto va aclarando de alguna manera , el camino a seguir por nuestra Armada , si no queremos quedarnos en fuera de juego y poner en riesgo de camino nuestra supervivencia y nuestra simple existencia con tranquilidad , solvencia y seguridad .

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.