La compra del sistema ruso S-400 por Turquía puede dar lugar a sanciones en el programa F-35.

Turquía podría enfrentarse definitivamente con las sanciones de Estados Unidos si sigue adelante con sus planes de comprar los sistemas de defensa antimisiles S-400 a Rusia; además de esta medida, también podría afectar a la participación de Ankara en el programa del avión F-35 tan esperado para su próximo portaaeronaves TCG Anadolu (L-408), cuando está previsto que reciba su primer F-35A a finales de este año, dijo en la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara el secretario de estado adjunto, Wess Mitchell, ayer miércoles.

“Ankara debe ser consciente de los riesgos de hacer concesiones estratégicas a Moscú para lograr sus objetivos tácticos en Siria. Ankara por su parte, afirma haber aceptado comprar el sistema ruso de misiles S-400, lo que potencialmente podría conducir a sanciones según estipula la sección 231 de CAATSA (Ley Contra los Adversarios a través de Sanciones de los Estados Unidos de 2017)  y afectar negativamente a la participación de Turquía en el programa F-35 “, dijo Mitchell.

El 17 de marzo, un grupo de legisladores estadounidenses, encabezados por el senador Bob Menéndez, dijeron al Departamento de Estado que cualquier venta de sistemas rusos de defensa antiaérea S-400 -incluso a Turquía- debería dar lugar a medidas sancionadoras en virtud de la Ley CAATSA.

Sin embargo, el ministro de Defensa de Turquía, Nurettin Canikli, dijo que la compra por parte de Ankara de los sistemas de defensa antiaérea S-400 de Rusia no tiene ningún impacto en las entregas de los aviones de combate F-35 estadounidenses a Turquía de los que tiene solicitados 100 unidades.

Turquía se unió al programa F-35 en 2002 como socio de nivel 3, invirtiendo 195 millones de dólares en el desarrollo del sistema y la fase de demostración. Turkish Aerospace Industries (TAI) está profundamente involucrado en la cadena de suministro F-35A, suministrando piezas compuestas desde 2008. TAI también es una fuente secundaria de Northrop Grumman para el fuselaje central, con un acuerdo a largo plazo para suministrar 400 de los conjuntos complejos a Lockheed durante la vida del programa.

La fuerza aérea turca, mientras tanto, planea adquirir 100 F-35A. El primer lote de 14 aviones ya está comprado, y las entregas están programadas para comenzar en este mismo año. Se ha programado la entrega de un total de 30 F-35A a la Fuerza Aérea turca hasta finales de 2022.

PROCESO DE GINEBRA 

Estados Unidos tiene la intención de alentar al gobierno turco del AKP a participar más activamente en el proceso de paz de Ginebra para Siria, dijo Mitchell.

“El interés nacional de Estados Unidos es que Turquía permanezca estratégica y políticamente alineada con Occidente, y creemos que también está en los intereses de Turquía. Nuestra política ha sido combinar un compromiso cercano con un mensaje claro de que los Estados Unidos defenderán activamente sus intereses. En el contexto de Siria, hemos participado en debates interinstitucionales de alto nivel, tanto para abordar las preocupaciones legítimas de Turquía en materia de seguridad como para evitar colisiones involuntarias entre nuestras fuerzas. Estas conversaciones son continuas. En el futuro, nuestro objetivo es incorporar a Turquía como un aliado más activo en el apoyo al proceso de Ginebra, la derrota del ISIS y la estabilización duradera en Siria, así como un factor a largo plazo para frustrar la expansión de Rusia e Irán, tal y como se describe en las Estrategias de Seguridad Nacional y Defensa Nacional “.5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com