Suecia deja caer varias bombas guiadas por láser para apagar un incendio forestal.

La Fuerza Aérea sueca ha declarado la guerra a un nuevo enemigo de cosecha propia: los incendios forestales. Suecia envió dos aviones de combate Gripen para bombardear los incendios forestales que sufren los grandes bosques del país, apagando las llamas con ondas expansivas. Por extraño que suene, en realidad funciona, y probablemente en alguna ocasión se haya hecho algo parecido. Los científicos describen el efecto como algo parecido a soplar las velas en un pastel de cumpleaños.

Según el diario sueco The Local-Sweden , un incendio forestal ha estado ardiendo en el centro de Suecia durante casi dos semanas arrasando miles de pinos y abetos. El incendio forestal, que arde cerca de Älvdalen, se encuentra en una zona de difícil acceso para los bomberos. Con el agravante, que el incendio forestal se encuentra en un antiguo campo de tiro plagado de municiones militares sin estallar, lo que lo hace sumamente peligroso incluso si los equipos de bomberos pueden llegar a la zona.

La Fuerza Aérea Sueca autorizó, aconsejada por expertos, el vuelo de dos cazabombarderos Gripen cargados con bombas guiadas por láser GBU-49. Los Gripens lanzaron las bombas a una altitud de 9.800 pies (aprox.3.000 metros). Las bombas explotaron en el objetivo, extinguiendo las llamas hasta 100 metros del punto de impacto. 

¿Cómo funciona el sistema? Un repentino cambio de presión hace saltar las llamas del incendio de su fuente de combustible, en este caso quemando árboles, matorrales y maleza. Lo mismo ocurre cuando se apaga las velas de un pastel, separando las llamas de la vela de la mecha. Los ingenieros utilizan el mismo principio, utilizando cargas explosivas, para extinguir los incendios en los pozos de petróleo.

La Fuerza Aérea sueca usó una de las últimas y mejores bombas guiadas de precisión para la misión. A diferencia de las bombas anteriores de precisión lanzadas desde el aire, las GBU-49 de 500 libras tiene una configuración de buscador dual que utiliza tanto la orientación por GPS como por láser. Normalmente, el piloto conecta un conjunto de coordenadas GPS para apuntar a objetos en tierra, por si el enemigo bloquea el sistema de guiado por satélite, el piloto puede cambiar a un sistema de guía por láser sin interferencias.

Este no es el único ejemplo del hombre bombardeando la naturaleza. En 1935, el general George S. Patton bombardeó el volcán Mauna Loa de Hawai para detener una erupción de lava. En 2016, la Fuerza Aeroespacial Rusa envió aviones de combate Su-34 para bombardear el hielo de un río y hacer que el río fluyera nuevamente. China también ha utilizado bombarderos H-6 en ocasiones para desalojar el hielo de los ríos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com