Boeing basará el prototipo de la Fuerza Aérea de EE.UU. en un avión de combate sin piloto australiano.

La compañía Boeing utilizará un avión de combate sin piloto desarrollado en Australia como base para su prototipo Skyborg de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, según ha declarado en la mañana de hoy un ejecutivo del fabricante de aviones.

El “Loyal Wingman”, el primer avión militar diseñado y fabricado en Australia en más de 50 años, realizó su primer vuelo el sábado bajo la supervisión de un piloto de pruebas de Boeing que lo seguía desde una estación de control en tierra en el sur de Australia.

El Loyal Wingman de Boeing tiene 38 pies de largo (11,6 metros), un alcance de 2.000 millas náuticas (3.704 km) y un morro que puede equiparse con diversas cargas útiles. El avión también puede llevar armas y actuar como escudo para ayudar a proteger a los aviones de combate tripulados más caros.

En diciembre, la Fuerza Aérea de EE.UU. adjudicó contratos multimillonarios a Boeing, General Atomics Aeronautical Systems y Kratos Defense and Security Solutions para producir prototipos aéreos no tripulados que puedan formar equipo con los aviones tripulados.

“El sistema de equipos aéreos es la base de nuestra oferta para el Skyborg”, declaró a la prensa el director del programa de equipos aéreos de Boeing, Shane Arnott. “Obviamente, el mercado estadounidense es un gran mercado. Ese es un objetivo para nosotros, conseguir algún tipo de contrato o programa de récord en Estados Unidos”.

Los contratistas de defensa están invirtiendo cada vez más en tecnología autónoma, ya que los ejércitos de todo el mundo buscan formas más baratas y seguras de maximizar sus recursos.

Australia, un firme aliado de Estados Unidos, alberga la mayor presencia de Boeing fuera de Estados Unidos y dispone de un amplio espacio aéreo con un tráfico relativamente bajo para realizar pruebas de vuelo.

El gobierno australiano dijo el lunes que invertiría otros 115 millones de dólares australianos (89 millones de dólares) en la adquisición de otros tres aviones Loyal Wingman para la Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF) con el fin de desarrollar tácticas para utilizar los aviones con tripulación, además de su inversión inicial de 40 millones de dólares australianos.

“Nuestro objetivo con Boeing es entender cómo podemos conseguir que estos aviones se unan a los que ya tenemos para ser un multiplicador de fuerzas en el futuro”, dijo la vicealmirante del aire de la RAAF y jefa de capacidad de la fuerza aérea, Cath Roberts.

En enero, Gran Bretaña firmó un contrato de 30 millones de libras esterlinas (42 millones de dólares) con la unidad de Belfast de Spirit AeroSystems para que un tipo similar de avión sin piloto realice un vuelo de prueba en los próximos tres años.

Durante el vuelo de prueba en Australia, el Loyal Wingman despegó por sus propios medios antes de recorrer una ruta predeterminada a diferentes velocidades y altitudes para verificar su funcionalidad y demostrar las prestaciones del diseño.

Arnott dijo que tres aviones Loyal Wingman se utilizarían para vuelos en equipo este año y que el pedido del gobierno australiano elevaría el número disponible a seis.

Boeing ha dicho que hasta 16 aviones Loyal Wingman podrían formar equipo con un avión con tripulación para realizar misiones.

Reuters

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com