El dron tipo caza de Turquía visto en sus primeras pruebas en tierra

Con capacidades de sigilo y alta velocidad, el dron Kizilelma es una oferta mucho más avanzada que el famoso TB2.

La empresa turca Baykar ha comenzado las pruebas en tierra de su dron Bayraktar Kizilelma, descrito como el primer avión de combate no tripulado del país. Las imágenes que acompañan a las pruebas, realizadas en el Centro de Entrenamiento y Pruebas de Vuelo Akinci, en la provincia noroccidental de Tekirdag, que incluyeron recorridos de rodaje antes de su primer vuelo, nos proporcionan la mejor imagen hasta ahora de este singular vehículo aéreo sin tripulación. Parece que está destinado a una serie de funciones de combate y que supuestamente también se está desarrollando para operaciones desde portaaviones.

El Kizilelma -que significa manzana roja en turco- ha sido desarrollado por Baykar, responsable del Bayraktar TB2, que ha tenido un notable éxito en combate en manos de Azerbaiyán y Ucrania, así como del Bayraktar Akinci, de mayor tamaño. Sin embargo, el Kizilelma es una propuesta muy diferente, ya que se afirma que es supersónico (al menos en las últimas versiones), que tiene un grado de características observables reducidas y que está diseñado para los tipos de misiones de combate aéreo que suelen llevar a cabo los aviones de combate tripulados.

Impulsado por un único motor turbofan de diseño ucraniano Ivchenko-Progress, el Kizilelma tiene una configuración canard-delta, del tipo visto en algunos otros diseños de aviones de combate de visibilidad reducida, incluyendo el caza tripulado J-20 de China y el misterioso dron Dark Sword. El uso de canards es un compromiso entre la baja observabilidad y la maniobrabilidad, aunque se pueden tomar algunas medidas para limitar su impacto en la firma del radar. Las superficies de cola consisten en estabilizadores verticales inclinados.

Según los requisitos técnicos, el Kizilelma debe tener una resistencia de cinco a seis horas, un radio de combate de 500 millas náuticas y un techo de servicio de 35.000 pies. El peso máximo de despegue es de 13.228 libras, incluyendo una carga útil de 3.306 libras. Dicha carga útil incluirá material desechable transportado en una bahía de armas interna, preservando aún más sus características de sigilo. Es probable que las armas incluyan ejemplos de la amplia gama de municiones de precisión aire-tierra y misiles aire-aire desarrollados por la industria turca.

Mientras que el primer prototipo de Kizilelma, y otras versiones tempranas, se espera que estén propulsados por un turboventilador Ivchenko-Progress AI-25TLT sin postcombustión, se planea sustituirlo en las versiones posteriores por un Ivchenko-Progress AI-322F con postcombustión, que debería asegurar un rendimiento supersónico.

Incluso con el motor sin postcombustión, el Kizilelma debería ofrecer un rendimiento impresionante para un dron, con una velocidad máxima cercana a Mach 1. En última instancia, se prevé una versión bimotor, con un par de AI-322F, para mejorar aún más el rendimiento. En su forma inicial, el escape del motor es decididamente poco sigiloso, aunque es factible que las características poco observables puedan mejorarse perfeccionando esta zona, algo que Rusia está haciendo con su dron Okhotnik. Pero en realidad, este avión tiene características para reducir su sección transversal de radar desde ciertos ángulos, como las líneas de la quilla del fuselaje, pero está claro que se han ponderado más las altas prestaciones que la baja observabilidad. Esto no es algo que veamos habitualmente en los UCAV, con la posible excepción del MQ-28 Ghost Bat, al menos hasta cierto punto.

A diferencia del TB2 y del Akinci, el Kizilelma, rápido y de alto vuelo, está previsto que tenga capacidad de combate aire-aire, así como de realizar operaciones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR) y de ataque. Sin embargo, hay pocos detalles disponibles sobre la aviónica y la arquitectura general de la misión que se requerirá para llevar a cabo misiones antiaéreas, por no hablar de las funciones más sencillas. Al parecer, el dron estará equipado con algún tipo de radar de barrido electrónico activo (AESA).

En general, no está claro si el concepto general del Kizilelma se basa en un dron de tipo “compañero leal” de los cazas tripulados, o si el dron se controlará desde una estación de tierra, o incluso si se espera que derribe aviones hostiles con cierto grado de autonomía.

El desarrollo del Kizilelma comenzó ya en 2013, aunque el proyecto no se reveló al público hasta julio de 2021, cuando se presentaron los estudios conceptuales. El primer vuelo está previsto para el próximo año. Ese objetivo parece alcanzable, a tenor de que un prototipo está siendo sometido a pruebas en tierra.

Según el periódico turco Hurriyet, las pruebas de rodaje y los recorridos en tierra ya se han completado, aunque no se puede confirmar. En un vídeo publicado en su cuenta de Twitter, Selcuk Bayraktar, director de tecnología de Baykar, dijo que la primera prueba de rodaje de despegue estaba prevista para realizarse a velocidades más lentas, pero que “superamos ese límite” y que la “primera prueba autónoma de rodaje y despegue” se había realizado con éxito. Esto parece sugerir que el informe del Hurriyet es erróneo en ese aspecto y que están previstas más pruebas en tierra.

Hurriyet también informa de que hace dos meses se completó una primera “prueba de integración del motor”, lo que probablemente se refiera a la primera vez que el motor instalado se puso en marcha en tierra, como se ve en el vídeo siguiente.

En su intervención en el evento aeroespacial y tecnológico turco Teknofest, celebrado en Samsun en agosto, Haluk Bayraktar, director general de Baykar, dijo sobre el Kizilelma: “El coste no será elevado, podremos producir mucho más a menor coste”.

De ser así, Baykar podría sacar al mercado un avión no tripulado de combate que esté al alcance de los clientes que no pueden permitirse productos similares de Estados Unidos o que no pueden obtener licencias de exportación para este tipo de vehículos aéreos no tripulados de combate de alta gama. En la actualidad, pocos países -con la notable excepción de Australia- han avanzado tanto en las pruebas de drones de esta categoría, siendo China una notable excepción. No está claro si el coste global será lo suficientemente bajo como para que el Kizilelma se considere “atrayente”, aunque sólo sea para determinados escenarios, aunque ciertamente parece una posibilidad.

Otro aspecto significativo del Kizilelma es su supuesta capacidad de despegue y aterrizaje cortos, que supuestamente le permitiría operar desde portaaviones de pequeña cubierta como el buque de asalto anfibio Anadolu de la Marina turca, que cuenta con una rampa de despegue de “salto de esquí” en la proa.

Thomas Newdick

10 thoughts on “El dron tipo caza de Turquía visto en sus primeras pruebas en tierra

  • el 23 noviembre, 2022 a las 16:31
    Permalink

    Si consiguen hacer despegar eso desde su “JCI”, con un alcance y carga decentes, que vayan preparando 15 o 20 para aquí…

    Respuesta
  • el 23 noviembre, 2022 a las 17:23
    Permalink

    No me queda claro cuál es la misión de ese dron. Superioridad aérea? Ataque?? Parece más un concepto experimental en busca de clientes. Turquía después de la purga de pilotos y de ser expulsado del F-35 puede estar interesado. Operarlo en las islas del Egeo puede ser interesante.

    Respuesta
    • el 24 noviembre, 2022 a las 11:47
      Permalink

      Pues un poco de todo. Es un dron en busca de misión, aparte de clientes. Pero creo que es un acierto, como concepto. ¿No van por ahí los tiros de los futuros drones que acompañarían al FCAS? ¿No van a ser drones que se pueden configurar en modo de superioridad aérea, ataque al suelo y guerra electrónica, según la misión?

      En el caso de esos drones para el FCAS, lo que he visto es que, aparte de las armas, la nariz es modular, para así equipar los sensores que necesite para la misión.

      Ahora, no acabo de ver a un dron consiguiendo la superioridad aérea. Para empezar, su radar no es el mismo que el de un caza. Como acompañante a un caza, para aportar más misiles y distraer ataques, eso tiene sentido. O para cazar drones enemigos (uno de estos podría cazar fácilmente drones de tipo TB2).

      Respuesta
      • el 24 noviembre, 2022 a las 11:53
        Permalink

        O como ala fija embarcada, en un buque como la clase emérita. Con la ventaja de que no necesitaría catapultas y que el sistema de retención sería más sencillo por la diferencia de peso en comparación con un caza.

        Como dice “Drows”, póngame una veintena para nuestro emérito.
        No es lo mismo que un F35B, pero no lo es tampoco ni en costes de adquisición ni en operacionales ni en restricciones de uso ni… Un caza, si te lo derriban, te quedas sin caza y sin piloto. Aunque te entreguen otro caza, te falta el piloto. Un dron, si te lo derriban, sigues teniendo al piloto, y solamente es cuestión de recibir el dron de reemplazo.

        Si funciona, póngame una veintena, que en el emérito los combinaré con drones de tipo TB2/TB3 y helicópteros Tigre. Aparte de embarcados, también se pueden usar desde tierra.

        Respuesta
  • el 23 noviembre, 2022 a las 22:49
    Permalink

    hacia aqui hay que mirar y no a los F35-B
    uno de estos apoyado por otros drones en vuelo que hagan de routers
    de comunicaciones … te suple al F35B , por menos dinero , mas versatil
    y que le podamos meter mano ( actualizaciones..etc ) nosotros…

    Respuesta
    • el 24 noviembre, 2022 a las 11:56
      Permalink

      Con menos capacidades, pero también con capacidades diferentes (con todas sus ventajas y también inconvenientes).

      Efectivamente, eso es por donde hay que ir, no los F35B.

      Y con el FCAS vendrán también los drones del FCAS. Los conceptos que he visto es que habrá un dron pesado que a su vez podría llevar drones pequeños (estos últimos, entiendo que no recuperables y, por lo tanto, más bien drones kamikaze con capacidades que van más allá de estrellarse contra el enemigo). Esos drones pesados, podrían incluso desplegarse desde un A400M en vuelo para extender su radio de acción.

      A lo que voy: ¿Esos drones pesados del FCAS no podrían operar también desde un buque? Seguramente que sí. Entonces, parece que el camino está bien marcado: drones, no F35B.

      Respuesta
  • el 23 noviembre, 2022 a las 23:56
    Permalink

    Como podrán los Ucranianos seguir proporcionando motores o se va ha ceder la tecnología y licencia de producción a Turquía ? No me extrañaría dada el apoyo que el gobierno turco le ha dado a Ucranía

    Respuesta
    • el 24 noviembre, 2022 a las 11:58
      Permalink

      Eso son los pies de barro de Turquía.

      Pero podrían preguntar en ITP, que seguramente que les fabrica sin problema unos motores.

      Respuesta
  • el 24 noviembre, 2022 a las 19:03
    Permalink

    Espero que España compre 20 f35b, 16 creo que caben en el buque de proyección estratégica en función de portaaviones, y los otros 4 para por si acaso,,, ahora que se acerca papá Noel y no falta la plata… Por pedir que no quede… Lo de los neootomanos, pues en fin…

    Respuesta
  • el 24 noviembre, 2022 a las 21:59
    Permalink

    Yo personalmente no acabo de ver un buque como el Juan Carlos I únicamente con drones y helicópteros. No se si el concepto se encuentra lo suficientemente maduro para dar ese paso. Entre otras cosas, por que es más lo que se desconoce que lo que se conoce de ese dron.
    No digo que no si se demuestran unas capacidades altas en relación a su precio.
    Y los drones tienen una enorme desventaja, si les copian las transmisiones están expuestos. Que se lo digan a los useños, que vieron como los iraníes, tras hackear un Sentinel tomaron su control y lo aterrizaron.
    Interesante lo que hacen los turcos (forzadamente), si les sale bien se van a lamentar los yankees amargamente.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.