Fincantieri dedica todos sus astilleros estadounidenses a los pedidos de fragatas de la Marina.

Fincantieri utilizará sus tres astilleros estadounidenses para construir las nuevas fragatas FFG(X) y contratará a 600 personas más antes de finales de año para que se encarguen del trabajo, según ha declarado un responsable de la empresa tras el pedido de la Marina estadounidense de un segundo buque de un total de 10 posibles.

El contrato de 553,9 millones de dólares para la segunda fragata de misiles guiados de la clase Constellation se adjudicó el jueves a Fincantieri Marinette Marine, con sede en Marinette, Wisconsin. El astillero tiene experiencia en la construcción de buques de combate litoral (LCS) de la clase Freedom para la Marina.

A diferencia del programa LCS, el trabajo en la nueva fragata también se llevará a cabo en otros dos sitios de los Grandes Lagos controlados por la empresa matriz italiana Fincantieri: el astillero de Sturgeon Bay Fincantieri Bay Shipbuilding, que se centra en el transporte marítimo comercial, y el astillero de Green Bay Fincantieri ACE Marine, que se especializa en buques de aluminio para la Guardia Costera de Estados Unidos.

“Con este paso adelante, mantendremos el ritmo del programa construyendo algunas secciones [de las fragatas] en Sturgeon Bay y Green Bay”, dijo Dario Deste, presidente y consejero delegado de Fincantieri Marine Group.

La Armada eligió a Fincantieri el año pasado para entregar la primera fragata Constellation, con opciones para otros nueve buques, en un acuerdo que podría valer 5.500 millones de dólares para el grupo italiano.

Los nuevos buques se basarán en la fragata FREMM de Fincantieri, que ya está en servicio en las armadas francesa, italiana y marroquí.

La preparación supondrá una inversión de 200 millones de dólares en Marinette, donde un nuevo edificio permitirá la construcción en interior de los buques, mientras se planea la construcción del mayor elevador de buques de Estados Unidos. Actualmente, los buques LCS más pequeños se botan lateralmente en el astillero.

La plantilla de los tres astilleros aumentará de los 2.400 actuales a unos 3.000 este año natural, dijo Deste, que prevé que las opciones para otros buques se ejercerán una vez al año y luego dos veces al año a partir de 2023 o 2024.

La empresa está trabajando ahora en la fase de diseño detallado de la construcción del primer USS Constellation de su clase, cuya construcción está prevista para finales de este año y su entrega en 2026.

El contrato supone el debut de Fincantieri como contratista principal en un programa importante de la Marina estadounidense, después de que se asociara con Lockheed Martin para el programa LCS. Lockheed asumió el papel de contratista principal en ese programa.

El consejero delegado de Fincantieri, Giuseppe Bono, ha defendido que los astilleros deben ser los principales responsables de los programas navales y ha señalado que el concepto de la empresa para el programa Constellation tiene la ventaja de estar basado ya en un buque operativo.

Tom Kington

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.