Aviones espía de EE.UU. vigilan el enclave ruso de Kaliningrado en busca de actividad de armas nucleares.

El ejército estadounidense parece estar intensificando la vigilancia aérea del territorio ruso en Europa, lo que podría indicar la preocupación de que el Kremlin decida desplegar o incluso utilizar armas nucleares en Ucrania, como han advertido los dirigentes rusos.

El miércoles, un avión de vigilancia electrónica estadounidense, el Boeing RC-135, partió de una base en el Reino Unido y dio vueltas alrededor de Kaliningrado, un territorio ruso a lo largo del Mar Báltico -que no comparte ninguna frontera terrestre con el continente- y que fue anexionado después de la Segunda Guerra Mundial. Al parecer y según una web de seguimiento de vuelos, este ha sido el tercer vuelo del avión espía desde la semana pasada.

El enclave con una población de casi 500.000 personas, a veces se le llama el “portaaviones insumergible” de Rusia porque está encajado entre Polonia y Lituania, proporcionando esencialmente al Kremlin una base de operaciones de avanzada dentro del territorio de la OTAN.

En 2018, Rusia llevó a cabo una “importante renovación” de una instalación de almacenamiento de armas nucleares activas en Kaliningrado a unos 50 kilómetros de Polonia, según Hans Kristensen, un experto en armas nucleares de la Federación de Científicos Americanos. La instalación, escribió en su momento, podría funcionar “como un almacén de avanzada que se abastecería de ojivas desde los almacenes centrales en caso de crisis”.

En abril, el ejército ruso anunció que su Flota del Báltico en la región de Kaliningrado llevó a cabo un “ejercicio de ataque con misiles simulado” utilizando sus “complejos de misiles operacionales y tácticos Iskander”. Los misiles balísticos Iskander pueden llevar ojivas convencionales y nucleares.

El mando europeo de las Fuerzas Aéreas estadounidenses no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios. Según una hoja informativa militar, el RC-135V/W proporciona “capacidades de recopilación, análisis y difusión de inteligencia en tiempo real sobre el terreno”, con su tripulación -hasta 30 personas- capaz de “detectar, identificar y geolocalizar señales en todo el espectro electromagnético”.

Aram Shabanian, experto en recopilación de información de fuentes abiertas en el New Lines Institute de Washington, DC, dijo que los vuelos alrededor de Kaliningrado son algo inusual pero no “innovador o alarmante en sí mismo”. Lo que sugieren, es que hay “un mayor interés en los movimientos militares rusos por parte de los responsables de alto nivel en Estados Unidos.”

“Esto llega en un momento en el que estamos, por lo que he podido comprobar, en el punto más cercano a la guerra nuclear desde 1983”, añadió, en referencia a un incidente en el que un sistema de radar de alerta temprana soviético informó falsamente de la llegada de un ataque nuclear estadounidense.

Politico informó esta semana que EE.UU. y sus aliados están cada vez más preocupados, señalando que las agencias de inteligencia occidentales “están intensificando los esfuerzos para detectar cualquier movimiento o comunicación militar rusa que pueda indicar que Vladimir Putin ha ordenado el uso de armas nucleares en Ucrania”, citando a cinco funcionarios estadounidenses actuales y anteriores.

Desde que ordenó la invasión de Ucrania, el líder ruso ha insinuado en repetidas ocasiones que podría utilizar armas nucleares, incluso en un discurso del 21 de septiembre en el que anunciaba un proyecto militar en el que advertía que esas amenazas “no son un farol”.

“[S]i la integridad territorial de nuestro país se ve amenazada, sin duda utilizaremos todos los medios a nuestro alcance para proteger a Rusia y a nuestro pueblo”, dijo Putin. Días después, las fuerzas de ocupación rusas celebraron un falso referéndum en el este de Ucrania para justificar la anexión del territorio, y ampliar la definición de ataque a Rusia a las fuerzas ucranianas que reclaman tierras conquistadas desde el inicio de la guerra.

En declaraciones a la CNN, el ex oficial de la CIA Robert Baer advirtió que Putin, temiendo por el futuro de su régimen tras los importantes reveses sufridos en Ucrania, podría verse tentado a hacer lo antes impensable.

“Las posibilidades de que utilice armas nucleares -al menos armas nucleares tácticas- aumentan cada día”, dijo Baer.

Charles R. Davis

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.