Brasil avanza en el proyecto del primer submarino nuclear SN-10 Álvaro Alberto.

En una ceremonia celebrada la pasada semana, la Marina brasileña firmó un acuerdo para iniciar la construcción del casco de su primer submarino de propulsión nuclear (SSN), el “Álvaro Alberto”, en el marco del proyecto SN-BR.

Según un comunicado oficial, la “Primera Licencia Parcial de Construcción (LPC1)” fue firmada por la Dirección General de Desarrollo Nuclear y Tecnológico de la Marina de Brasil, la Autoridad Naval de Seguridad y Calidad Nuclear y el Almirante de la Flota Marcos Sampaio Olsen.

El evento contó con la participación de autoridades y representantes de instituciones del sector nuclear, como el Organismo Internacional de Energía Atómica, la Agencia Brasileño-Argentina de Contabilidad y Control de Materiales Nucleares y la Comisión Nacional de Energía Nuclear.

La Coordinación General del Programa de Desarrollo de Submarinos de Propulsión Nuclear (COGESN), como solicitante, presentó a la ANSNQ, a través de la Agencia de Seguridad y Calidad Nuclear (AgNSNQ), un conjunto de documentos relacionados con el SN-BR, en cumplimiento de los requisitos de seguridad necesarios para el licenciamiento nuclear naval. La AgNSNQ, que presta apoyo técnico a la toma de decisiones de la Autoridad, a través de su Comité Técnico Asesor, evaluó la solicitud del COGESN y se manifestó favorablemente a la Concesión de la LPC1 de la ANSNQ. La emisión de esta 1ª licencia cumple con uno de los requisitos previos para que el solicitante pueda contratar la obra e iniciar la construcción del casco de presión del submarino.

Acerca de SN-BR / SN-10 Álvaro Alberto SSN

Según el World Submarines de H I Sutton, el futuro SN-10 Álvaro Alberto SSN de la Armada brasileña tendrá una eslora (estimada) de 100 metros, una dotación de 100 marineros y contará con una vela similar a la de la clase Scorpene.

El programa original para desarrollar un submarino de propulsión nuclear brasileño se remonta a la década de 1970. Los trabajos propiamente dichos del SN-10 comenzaron en julio de 2012, pero han sufrido numerosos retrasos fiscales. El uso previsto para este SSN es proteger el vasto territorio marítimo de Brasil, el llamado “Amazonas Azul”

Como informamos anteriormente, la Marina brasileña, en su plan de adquisición, expresó la necesidad de un total de cuatro submarinos de propulsión nuclear. El contrato actual prevé la construcción del primero. El diseño básico del SN-BR fue aprobado en noviembre de 2020 en presencia de las autoridades francesas.

Sobre el PROSUB y el SN-BR

Submarino convencional clase Riachuelo (SB-R) Humaita,

El programa PROSUB prevé el diseño y la construcción de cuatro submarinos convencionales de la clase Riachuelo (SB-R), el diseño del futuro submarino de propulsión nuclear (SN-BR) y el diseño de una base naval en ItaguaÏ. El constructor naval francés Naval Group está asistiendo a Brasil en todas las etapas del programa PROSUB (los submarinos convencionales, la base naval y los aspectos no nucleares del SN-BR).

En cuanto al submarino convencional, el Riachuelo (S40) fue botado el 14 de diciembre de 2018 y comenzó sus pruebas en septiembre de 2019. Está previsto que entre en servicio con la Marina brasileña en el primer trimestre de 2022. La botadura del segundo submarino de la clase, el Humaitá (S41) tuvo lugar el 11 de diciembre de 2020. El mismo día, se unieron y soldaron las secciones de proa y popa del tercer submarino, Tonelero (S42). Tonelero (S42) y Angostura (S43) serán botados en 2021 y 2022 respectivamente. El Álvaro Alberto, el primer submarino brasileño con propulsión nuclear (SN-BR), debe ser lanzado en 2031. El SN-BR, así como la incorporación de los cuatro submarinos de la clase Riachuelo, aumentará la capacidad de la Marina brasileña para responder con eficacia al enorme desafío de controlar y proteger la “Amazonia Azul”, que representa un tercio de las fronteras del país.

Xavier Vavasseur

11 thoughts on “Brasil avanza en el proyecto del primer submarino nuclear SN-10 Álvaro Alberto.

  • el 8 diciembre, 2021 a las 11:30
    Permalink

    Bien por Brasil, hacen las cosas como se debe, aprenden y retan sus ingeniero . Hace falta una potencia en America del Sur para proteger el Atlantico del apetito voraz de China.

    Respuesta
  • el 8 diciembre, 2021 a las 14:38
    Permalink

    para qué quieren los brasileños un submarino nuclear? van a recorrer miles de millas de patrulla lejos de puerto? salvo para autoproclamarse como la gran potencia del cono sur, no tiene sentido militar, económico mucho menos para un país con los graves problemas sociales que tiene, habrá que ver si pueden mantenerlo

    Respuesta
    • el 9 diciembre, 2021 a las 12:01
      Permalink

      Sin duda, un submarino nuclear es mejor que uno que sea AIP. Pero uno nuclear cuesta el doble que un AIP.

      Entonces, ¿qué se puede hacer con la diferencia de precio (aparte de “resolver” los problemas sociales que tienen)? Podrían tener el doble de submarinos. O más cazas. O…

      En conclusión, teniendo en cuenta el factor precio, un submarino nuclear no es necesariamente mejor que uno AIP. Cosa diferente es el caso del Reino Unido y Francia, que basan su disuasión nuclear en submarinos que deben permanecer ocultos el mayor tiempo posible. Cosa diferente es, una vez más, el caso de estos dos países, que tienen que atender territorios de ultramar. Pero ¿Brasil?

      Respuesta
      • el 9 diciembre, 2021 a las 12:39
        Permalink

        Hombre los nucleares tienen capacidades mayores pero “mejor o peor” te lo dicta el propósito, al menos en este caso en el que las plataformas comparadas tienen misiones muy distintas.

        Es mejor un B21 o un SU35? El B21 es considerablemente más caro y capaz, y al fin y al cabo ambos son aviones. Pero obviamente en un combate aéreo pues prefiero el SU incluso 1-1 (adiós factor precio. Para eso necesitas plataformas con el mismo rol).

        Los últimos diésel-eléctricos pueden realizar misiones que antes estabn reservadas a los nucleares, pero para esas misiones uno nuclear sigue siendo mejor (caso ilustrativo el Australiano). Ten en cuenta que abastecerse de víveres y relevos es más discreto y rápido que repostar un diésel eléctrico (amén del snorkel, que, aunque paliada, la necesidad sigue ahí).

        Sin embargo para misiones de control y defensa de tus costas los convencionales son mejores más allá del factor económico.

        Respuesta
      • el 9 diciembre, 2021 a las 12:42
        Permalink

        Brasil quiere una capacidad de supervivencia y respuesta ante un primer ataque.

        Además teniendo en cuenta su tamaño y EEZ
        en ningún caso es “matar mosquitos a cañonazos”

        Respuesta
    • el 12 diciembre, 2021 a las 17:34
      Permalink

      No sabes de lo que estás hablando. Ve a estudiar. La función principal de un submarino nuclear no es anunciar si es una potencia o no. La función principal es mantener abiertas las líneas de comunicación marítima y todo nuestro comercio marítimo funcionando (95%) de todo lo que produce Brasil, en caso de que alguna otra potencia “resuelva aplicar sanciones” para sacarnos de la competencia del comercio internacional. Repito: ¡Ve a estudiar y deja de decir tonterías!

      Respuesta
  • el 8 diciembre, 2021 a las 15:15
    Permalink

    Vamos, que son los Scorpene Franceses construidos en Brasil. Para que diablos querrá Brasil submarinos nucleares. Va a pasar lo mismo que con el portaviones.

    Respuesta
  • el 9 diciembre, 2021 a las 01:43
    Permalink

    O iniciarlo sería mucho más inteligente construir cuatro scorpene más con un Aip de diseño nacional tampoco tengo claro de donde obtendran un reactor nuclear y el combustible para operarlo ( de Francia?)

    Respuesta
  • el 13 diciembre, 2021 a las 01:40
    Permalink

    Para Brasil el SSN es un proyecto de Estado, es un componente esencial de la visión a largo plazo que el país tiene de si mismo y como se ve inserto en el mundo. El país sudamericano tiene más de 8500 km de Costa, posee la reserva hidrográfica más grande del mundo (río Amazonas) y una de las reservas ictícolas más importantes y variadas del mundo. El mar brasileño concentra el 90% e sus reservas petrolíferas y una parte sustancial de sus riquezas minerales. Es por ello que Brasil considera su programa submarino de carácter estratégico. El segundo componente del programa PROSUB (4 Scorpéne) es su primer SSN (furturo Álvaro Alberto). El programa con NG (firmado en 2008) incluye asesoramiento en la construcción de la estructura del SSN. El reactor nuclear es desarrollo brasileño 100%, es del tipo compacto y funciona con U_238 enriquecido al 7% con isotpo U-235. Todo el proceso de enriquecimiento se hace localmente. Brasil es uno de los mayores productores de uranio, por lo que no debe importarlo. El cambio de combustible debe hacerse cada 4-5 años y su diseño incorporará esa característica. El programa completo es de 4 SSN.

    Respuesta
  • el 13 diciembre, 2021 a las 01:47
    Permalink

    Si este tipo de reactores compactos con baño nivel de enriquecimiento tiene éxito, podría significar el final del desarrollo de los caros y complejos sistemas AIP. El TNP considera que cualquier combustible con un enriquecimiento inferior al 12% de U-235 no entra dentro de los controles de armas atómicas, por lo que su uso y comercialización teóricamente no tendría restricciones. Otra amenaza a los sistemas AIP proviene del desarrollo de las baterías de iones de litio, en la que Japón y Corea son pioneros en su uso. Si estas tecnologías tiene éxito, los AIP como alternativa a la propulsión nuclear pasarán a la historia.

    Respuesta
  • el 13 diciembre, 2021 a las 01:48
    Permalink

    El reactor que Brasil está desarrollando para el Álvaro Alberto es del tipo PWR.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.