Las ventas de armas de China caen porque ‘otras naciones compran productos estadounidenses’.

Las exportaciones de armas de China han disminuido en los últimos cinco años, un descenso que los expertos han atribuido a las tensiones entre China y Estados Unidos que han llevado a algunos de los vecinos de China a comprar más armas estadounidenses, según un nuevo informe.

Algunos expertos militares afirmaron que el descenso fue causado principalmente por el intento del expresidente estadounidense Donald Trump de expandir las exportaciones de armas estadounidenses en medio de una creciente percepción de China como una amenaza en la región, mientras que la actual pandemia de Covid-19 también afectó al comercio internacional tanto en las exportaciones como en las importaciones.

Estados Unidos siguió liderando la carrera de las exportaciones de armas con el 37% de la cuota de mercado para 2016-2020, un aumento del 15% respecto a 2011-2015, según el informe publicado por el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI). Rusia acaparó el 20% de la cuota de mercado, pero tuvo un descenso del 22% debido a la fuerte competencia de Estados Unidos en la mayoría de las regiones.

Francia y Alemania fueron el tercer y cuarto exportador de armas, respectivamente, según el informe.

Y el quinto mayor exportador de armas fue China, cuyas ventas representaron el 5,2% del total de las exportaciones de armas entre 2016 y 2020. Pero las exportaciones de armas chinas durante el período cayeron un 7,8% respecto al período anterior, de 2011 a 2015.

El experto militar Song Zhongping, dijo que la disminución fue causada por el intento de la administración Trump de empujar a sus aliados en la región a comprar armas estadounidenses y rechazar las armas chinas y rusas, jugando con una “teoría de la amenaza de China” bajo su estrategia Indo-Pacífica.

“El propio Trump es un gran traficante de armas que deliberadamente trató de agitar las tensiones en la región, empujando a más países asiáticos a comprar armas de fabricación estadounidense, una medida para aumentar las exportaciones de armas estadounidenses”, afirmó Song.

El informe decía que las importaciones de armas de Japón habían aumentado un 124% en los últimos cinco años. Los primeros informes indicaban que el Ministerio de Defensa japonés había planeado gastar 240.000 millones de dólares entre abril de 2019 y marzo de 2024 para reforzar la capacidad de defensa antimisiles y de ataque aéreo del país, con el fin de contrarrestar el creciente poder aéreo y marítimo de China y la amenaza de los misiles que representa Corea del Norte.

En julio de 2020, Japón anunció un plan para comprar 105 cazas de ataque conjunto F-35 a EE.UU. con un coste de 23.000 millones de dólares.

El informe señala que Taiwán realizó varios grandes pedidos de adquisición de armas con Estados Unidos en 2019, incluyendo aviones de combate, a pesar de que los datos actuales mostraron que las importaciones de armas de la isla autogobernada en 2016-20 fueron menores que en los cinco años anteriores.

El experto militar Chi Le-yi, con sede en Taipéi, dijo que el menor gasto no tuvo en cuenta todos los 10 grandes acuerdos por valor de 18.000 millones de dólares de la administración Trump, incluyendo paquetes de armas para 66 aviones de combate F-16 actualizados, 400 misiles antibuque Harpoon, 100 transportadores de lanzadores, radares y sistemas de apoyo, entre otros.

“Las armas vendidas a Taiwán se entregarán en años futuros, por lo que no se contabilizan en el informe del SIPRI”, dijo Chi. “La actual tensión en la región es un buen momento para que Estados Unidos venda armas”.

Las importaciones de armas de la India se redujeron un 33% en el periodo 2016-20 con respecto al periodo anterior, pero el informe señala que el descenso se debe principalmente a sus largos procesos de adquisición. Se espera que sus importaciones de armas aumenten en los próximos cinco años, ya que percibe crecientes amenazas de Pakistán y China.

“Para muchos estados de Asia y Oceanía, la creciente percepción de China como amenaza es el principal motor de las importaciones de armas”, dice el investigador principal del SIPRI, Siemon Wezeman, en el informe. “Se prevén más importaciones de gran envergadura, y varios estados de la región también pretenden producir sus propias armas de gran envergadura”.

Yogesh Gupta, antiguo embajador indio en Dinamarca y especialista en las relaciones entre China y la India, añadió que la India estaba intentando diversificar sus importaciones de armas.

“[Las tropas indias] las reciben principalmente de Estados Unidos, Rusia, Francia y otros. La nueva tendencia es hacer hincapié en el desarrollo de nuestra industria armamentística autóctona y de nuestras capacidades en tecnologías emergentes”, afirmó.

Un informe publicado en octubre por el Ministerio de Defensa indio afirmaba que el ejército indio había acelerado la compra de armas nacionales y extranjeras tras su enfrentamiento fronterizo con las tropas chinas y para fortificar las fronteras indias contra la creciente infiltración de Pakistán.

India y China mantienen una disputa fronteriza desde hace décadas, desde una sangrienta escaramuza en 1962. Un conflicto en junio del año pasado se saldó con la muerte de 20 soldados indios. China confirmó que cuatro soldados del Ejército Popular de Liberación (PLA) murieron en la violencia y uno resultó herido.

El Gobierno indio ultimó una hoja de ruta en 2019 para gastar 130.000 millones de dólares en la modernización de sus fuerzas armadas y reforzar su capacidad para contrarrestar eficazmente los desafíos de vecinos como Pakistán y China, según informó el departamento de Defensa indio.

“La industria de defensa indígena de la India no está aún plenamente desarrollada. La falta de capacidad y las apremiantes necesidades de seguridad han obligado a India a comprar armas y otras necesidades de defensa a otros países”, afirmó Rajeev Ranjan Chaturvedy, miembro asociado adjunto del grupo de reflexión Asian Confluence, en Shillong (India).

“Sin embargo, en los últimos años el enfoque del gobierno indio ha cambiado para prestar más atención a [la] industria de defensa autóctona, incluyendo la creciente participación de los sectores privados”.

Minnie Chan

6 thoughts on “Las ventas de armas de China caen porque ‘otras naciones compran productos estadounidenses’.

  • el 16 marzo, 2021 a las 10:15
    Permalink

    Tambien influye el hecho de que las armas chinas son muy baratas a corto plazo pero a largo plazo no compensa su penosa fiabilidad, muy en la linea con las armas Rusas

    Respuesta
    • el 16 marzo, 2021 a las 10:50
      Permalink

      Es que el articulo al menos en su titular esta mal no es que China venda menos armas si no que su cuota de mercado a disminuido por las compras de los vecinos de China principalmente, que se estan rearmando y principalmente estan comprando material USA , propio o de Europa. Pero no es que los paises pasen de comprar armas chinas a armas USA. Ni Corea del Sur, Japón, India, Taiwan, Australia o paises OTAN compran material chino y si estan aumentando sus compras en estos ultimos años y son mercados con mucho dinero.

      Respuesta
      • el 16 marzo, 2021 a las 17:30
        Permalink

        Seamos claros: ”El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, y el secretario de Defensa norteamericano Lloyd Austin iniciaron en Japón su primer viaje al extranjero, con el fin de reforzar las alianzas regionales ante China.“Si China usa la fuerza para imponer su voluntad, nosotros responderemos de forma consecuente”, advirtió Blinken durante una rueda de prensa celebrada al término del encuentro, celebrado durante la visita a Japón de los dos ministros de la nueva administración estadounidense.”

        Respuesta
  • el 16 marzo, 2021 a las 13:49
    Permalink

    Era logico que caigan dada la pesima calidad del armamento chino.

    Respuesta
  • el 17 marzo, 2021 a las 15:46
    Permalink

    Aunque solo sea por la pandemia asesina que nos han echado encima estos comunistas chinos, el mundo no debería comprar nada a estos genocidas, que además se pasan a la torera las patentes mundiales y la ecología medioambiental, son los reyes de la competencia desleal y unos piratas tecnológicos, los parásitos del mundo. Lo copian todo, y todo mal.

    Respuesta
  • el 26 mayo, 2021 a las 18:06
    Permalink

    Como mínimo el 90% de la cosas que tenemos en casa todos los comentaristas de este artículo esta fabricado en la china… Un poco tarde para reaccionar no? Ya han ganado la carrera a europa por el Mercosur, se están asegurando recursos en África desplazando la influencia de las potencias establecidas a pasos agigantados, para el 2030 lo único que quedará de la hegemonía de Occidente seran las lamentaciones, pero sus magnates seguirán deslocalizando su producción. Tienen las mayores reservas de tierras raras del orbe. A las democracias liberales les queda dos telediarios, tecnocracia+transhumanismo será lo que nos quedé.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.