Los vuelos militares chinos cerca de Taiwán caen en picado tras la declaración de EE.UU. y Japón.

La actividad militar china cerca del espacio aéreo de Taiwán ha disminuido considerablemente desde que los líderes de Estados Unidos y Japón hicieron un llamamiento a la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán durante su cumbre del 16 de abril, según datos recopilados por Nikkei.

Pekín parece estar desistiendo de tomar medidas agresivas que puedan enemistarse con Washington en este tema tan candente, después de que Estados Unidos y Japón hicieran su primera declaración sobre Taiwán en décadas. Dado que China celebra el centenario del Partido Comunista el 1 de julio, el país también ha dado prioridad a garantizar el orden interno.

Entre el 1 de enero y el 16 de abril, China envió aviones militares a la zona de identificación de la defensa aérea de Taiwán durante 75 días, lo que supone un porcentaje de alrededor del 70%, es decir, unos cinco días por semana. Un total de 257 aviones, principalmente cazas J-10 y J-16, entraron en la ADIZ de Taiwán durante estas incursiones, lo que supone una media de 3,4 aviones por día de incidente.

Taiwán experimentó incursiones a gran escala de 10 o más aviones chinos en nueve de esos días, seis de los cuales se produjeron en las tres semanas siguientes a la declaración de Estados Unidos y Japón.

China tiende a aumentar los sobrevuelos alrededor de Taiwán cada vez que Washington señala una mayor implicación con la isla. El 12 de abril, cuatro días antes de la declaración, se alcanzó la cifra récord de 25 aviones que sobrevolaron la ADIZ de la isla, en medio de las crecientes especulaciones de que el presidente estadounidense Joe Biden y el primer ministro japonés Yoshihide Suga se referirían explícitamente a Taiwán.

La postura de China el 12 de abril también se produjo un día después de la advertencia del secretario de Estado estadounidense Antony Blinken de que “sería un grave error que alguien intentara cambiar ese statu quo [en Taiwán] por la fuerza”.

Las actividades de Pekín cerca de Taiwán disminuyeron tras la cumbre, tanto en escala como en frecuencia. Su Tzu-yun, del Instituto de Investigación de Defensa y Seguridad Nacional de Taiwán, dijo que la declaración de Biden-Suga tuvo un claro impacto.

Desde el 16 de abril, una media de 1,9 aviones chinos ha entrado en la ADIZ de Taiwán por día de incursión. No se han registrado incidentes con 10 o más aviones.

Las incursiones sólo se han producido en siete de los últimos 14 días, con dos aviones implicados en una sola ocasión. En los otros seis días hubo un solo avión implicado, incluido el 4 de junio, cuando Blinken criticó a China en el 32º aniversario de la represión de la plaza de Tiananmen.

China quiere evitar enemistarse con Estados Unidos en relación con Taiwán, al tiempo que demuestra el poderío militar de Pekín a sus ciudadanos antes del centenario del Partido Comunista, dijo Su, señalando el reciente aumento de las provocaciones contra las naciones del sudeste asiático.

Dieciséis aviones militares chinos se acercaron a territorio malasio en la isla de Borneo el 31 de mayo. Cambiaron de rumbo cuando Malasia respondió con sus propios aviones.

Desde marzo, más de 220 buques chinos están amarrados junto a un arrecife en las islas Spratly, que tanto China como Filipinas reclaman como propias. Filipinas ha denunciado la presencia de los barcos en lo que el archipiélago considera su zona económica exclusiva.

Yu Nakamura

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.