Alemania da un paso más en la sustitución de sus aviones de combate.

El ministerio de defensa alemán espera anunciar antes de finales de año los próximos pasos en su campaña para reemplazar 85 aviones de combate Tornado, que costarán miles de millones de euros.

“Este año habrá una decisión”, dijo un portavoz del ministerio, citando la promesa hecha en el mes de julio por la ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, para seguir adelante con el programa en 2018.

Fuentes conocedoras del proceso han adelantado que probablemente el ministerio reduzca el número de posibles tipos de aviones de reemplazo, dejándolo sólo en dos de los cuatro inicialmente previstos; estos serían el Eurofighter Typhoon construido por Airbus y, muy  probablemente, el Lockheed Martin F-35.

“Es otro paso más en el proceso, no la decisión real de compra”, afirmó una de las fuentes, señalando que primeramente los fondos tendrían que ser asignados en el presupuesto alemán.

Von der Leyen está a favor de una solución europea, aunque el Bundesministerium der Verteidigung (Ministerio Federal de Defensa), también ha revisado en profundidad  los datos presentados en abril por el gobierno de Estados Unidos sobre los aviones F-35 de Lockheed Martin, y los F-15 y F/A-18E/F, construidos por Boeing.

Avión Tornado

Ninguna de las dos compañías estadounidenses quisieron hacer comentarios a esta posible decisión; por su parte, la europea Airbus, dijo que era importante que el proceso avanzara para permitir que la fuerza aérea alemana comenzara a retirar los aviones Tornado en 2025.

Se han estudiado varias opciones de compra incluyendo una que, estaría dividida de dos tipos de aviones y la extensión de la vida útil de los Tornados.

En agosto, el ministerio preguntó a los posibles candidatos si podían entregar nuevos aviones antes de la fecha límite inicial de 2025, una medida que, según fuentes, reflejaba la creciente preocupación por el coste de mantener a los Tornados volando durante más tiempo.

CAPACIDAD NUCLEAR

Un factor clave será la capacidad de los nuevos aviones para transportar y lanzar bombas nucleares. Alemania no es una potencia nuclear, pero alberga algunas ojivas nucleares estadounidenses en el marco de la política de la OTAN de compartir energía nuclear y opera una serie de Tornados que pueden lanzarlas.

Una de las propuestas pide a Alemania que compre 45 aviones Lockheed F-35 para reemplazar esos Tornados, y cerca de 75 nuevos Eurofighters para reemplazar tanto a los otros Tornados como a un primer lote de Eurofighters entregados entre 2003 y 2008, dijeron las fuentes.

Avión Eurofighter de Alemania.

La compra de F-35 permitiría a Alemania mantener una flota mixta de aviones de combate, un requisito en su estrategia militar, a la vez que evitaría costosas modificaciones en el Eurofighter.

Dos de las fuentes dijeron que Alemania todavía no había encargado un estudio obligatorio a los Estados Unidos sobre el tema de la certificación, el cual podría demorarse de 12 a 18 meses en completarse. Lograr la certificación del Eurofighter para transportar y lanzar bombas nucleares podría costar más de 700 millones de euros y durar más de siete años, agregaron.

Lockheed ganó la semana pasada un contrato en Estados Unidos por un valor de 83,1 millones de dólares para desarrollar, integrar y probar el software y el hardware necesarios para que el F-35A pueda llevar bombas nucleares B61-12, y el trabajo se completará en febrero de 2024.

F-35A

Fuentes bien informadas con el proceso dijeron que esto permitiría a Lockheed ofrecer a Alemania entregas de aviones F-35 un año antes del objetivo de 2025, lo que permitiría a los pilotos comenzar uno o dos años de entrenamiento requerido en una base aérea de Estados Unidos en Arizona.

Andrea Shalal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com