El Pentágono podría bloquear más de 80 entregas de F-35

El Pentágono ha dejado de aceptar los nuevos cazas furtivos de Lockheed hasta que finalicen las pruebas técnicas.

Más de 80 F-35 podrían quedar en el limbo, ya que el Pentágono se niega a aceptar nuevos aviones hasta que finalicen las pruebas de la tecnología actualizada de los cazas furtivos.

Según Russ Goemaere, portavoz de la Oficina del Programa Conjunto del F-35, las entregas de nuevos F-35 están en suspenso hasta diciembre, como muy pronto, y hasta abril, como muy tarde.

Eso significa que Lockheed Martin tendrá que retener 45 aviones si el retraso se prolonga hasta diciembre y 81 aviones si se prolonga hasta abril, ya que el contrato de la empresa estipula que debe entregar nueve aviones al mes con la actualización tecnológica.

El Pentágono está actualizando varias tecnologías en su flota de F-35, un esfuerzo conocido como Bloque 4. Pero antes de que la flota pueda recibir las actualizaciones, los aviones necesitan un conjunto de mejoras de hardware y software, conocido como Technology Refresh 3, o TR-3, que ya lleva un año de retraso. 

«A partir de agosto, se contratará la entrega de aproximadamente nueve aviones TR-3 al mes», declaró Goemaere. «A partir de finales de este verano, los aviones F-35 que salgan de la línea de producción con hardware TR-3 no serán aceptados (DD250) hasta que la capacidad de combate relevante sea validada de acuerdo con las expectativas de nuestros usuarios». El JPO y Lockheed Martin se asegurarán de que estos aviones estén almacenados de forma segura y protegida hasta que se produzca la DD250″, dijo Goemaere.

Mientras que el JPO estima que el retraso podría durar hasta la próxima primavera, Lockheed dijo que todavía planean entregar para diciembre.

«En todos los programas de pruebas existen modelos de análisis de riesgos. Mientras que el JPO reconoce que podría haber un rango de entrega entre diciembre de 2023 y abril de 2024, seguimos comprometidos con la entrega del primer caza TR-3 en 2023», dijo la compañía en un comunicado.

A la pregunta de si el retraso tendría repercusiones financieras para la empresa, Lockheed respondió que no podía hacer comentarios porque se encontraba en el periodo de tranquilidad previo a la presentación de resultados del segundo trimestre el mes que viene.

Doug Birkey, director ejecutivo del Instituto Mitchell de Estudios Aeroespaciales, declaró el miércoles a la prensa que, a corto plazo, el retraso en las entregas de TR-3 significa menos capacidad para las Fuerzas Aéreas, antes de la publicación de un nuevo informe sobre la potencia aérea de 5ª generación.

El Mando de Combate Aéreo está «literalmente gestionando cola por cola en estos momentos» para evitar un déficit de capacidad, dijo Birkey.

«Dicho esto, Lockheed Martin sigue produciendo aviones a reacción, que se están acumulando en Fort Worth (Texas). Se trata de una capacidad que se reintroducirá rápidamente una vez cruzado el umbral, porque el software está en juego. Se trata de una subida fácil en términos relativos… así que creo que se recuperará rápidamente», afirmó. «Nuestra posición creo que es realmente: produzcan estas cosas tan rápido como puedan, asignen el efectivo, manténganlo en movimiento, [y] esto también se solucionará y saldrá adelante».

La primera prueba de vuelo del TR-3 tuvo lugar en enero, un «hito importante» que descubrió problemas de software que «el contratista no identificó en los laboratorios de software», según un reciente informe de la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno. Los nuevos problemas hacen que el programa se enfrente a un calendario más apretado para completar las pruebas adicionales y solucionar los problemas de software.

El coste de las actualizaciones del Bloque 4 sigue aumentando, con un incremento de 1.400 millones de dólares desde el informe de la GAO de abril de 2022, lo que eleva el coste total a 16.500 millones de dólares, según la GAO.

Pero Birkey dijo que no sólo la base industrial es culpable de los retrasos y aumentos de costes del F-35.

«Si se hace un análisis forense, todo el mundo tiene algo que ver: los responsables de la financiación llevan años dándole vueltas, la base industrial también tiene grandes problemas, los servicios asumieron riesgos, la estructura del JPO tiene problemas, cosas endémicas al diseño de un programa», dijo.

A pesar de ello, el Bloque 4 es la única palanca que tiene el Pentágono para sanear este programa, dijo Birkey. Los mandos de combate necesitan soluciones, y ésta es una buena solución, dijo.

«Creo que el TR-3/Bloque 4 será fundamental y radicalmente mejor. En muchos aspectos, es un avión completamente nuevo», afirmó Birkey.

El TR-3 es la «espina dorsal informática» de las actualizaciones del Bloque 4, y contará con un nuevo procesador central integrado necesario para los sensores y las armas del futuro, según declaró Greg Ulmer, vicepresidente ejecutivo de la división de Aeronáutica de Lockheed, la semana pasada en el Salón Aeronáutico de París.

Ulmer dijo que están llevando a cabo pruebas de vuelo para la nueva configuración en Edwards Air Force Base y Naval Air Station Patuxent River en este momento, «por lo que nos verá completar esa prueba de vuelo, vamos a obtener las certificaciones suscritas, certificado por el gobierno, y luego nos verá reanudar la entrega.»

Audrey Decker

One thought on “El Pentágono podría bloquear más de 80 entregas de F-35

  • el 1 julio, 2023 a las 13:55
    Permalink

    Otra más de la patata volante. A este avión no lo hacen bueno ni con todo el oro del mundo.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Guía y normas de participación en la web de Galaxia Militar.

Todos los comentarios deben estar relacionados con los artículos que se publican o han sido publicados en la web.

Esta web es de temática militar y no se publicarán comentarios de contenido político, o que no estén relacionados con los temas tratados.

Deben respetar las opiniones del resto de lectores, además de estar dentro de los parámetros del decoro y el respeto, sin insultos ni otras actitudes fuera de tono.

No se publicarán los comentarios que venga escritos en letras mayúsculas.

Los comentarios publicados son las opiniones de los propios lectores y Galaxia Militar no respalda ninguno de los comentarios de los lectores.

Revise su ortografía: Si bien las redes sociales suelen ser un entorno natural y distendido, es recomendable hacer un uso correcto de las reglas gramaticales.

El equipo moderador de comentarios, entre otras medidas, podrá eliminar aquellos que no respeten estos requisitos, así como dejar de publicar a los usuarios que no sigan las citadas normas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.