Turquía exportará helicópteros T129 a Filipinas a pesar del bloqueo del pedido pakistaní.

Filipinas anunció el martes que en el mes de septiembre recibirá dos de los seis helicópteros T129 Atak encargados a Turkish Aerospace Industries.

El presidente de TAI anunció en abril que su empresa había obtenido licencias de exportación de Estados Unidos para vender un lote de seis helicópteros de combate a Filipinas. Pero sólo un mes antes, las persistentes peticiones de Turquía para obtener la misma licencia de exportación para vender los mismos helicópteros a Pakistán no llegaban a ninguna parte.

“Basándonos en los últimos acontecimientos, esperamos que las dos primeras unidades de helicópteros de ataque T129 para la Fuerza Aérea de Filipinas (PAF) se entreguen este mes de septiembre”, dijo el portavoz del Departamento de Defensa Nacional de Filipinas, Arsenio Andolong, en un comunicado. Sin embargo, una fuente de TAI dijo a Defense News que las primeras entregas están previstas para noviembre.

El departamento informó de que otros dos helicópteros se entregarán en febrero de 2022 y los dos últimos en 2023, y Andolong dijo a la agencia oficial de noticias filipina que los helicópteros costarán 269 millones de dólares en virtud de un contrato de gobierno a gobierno.

El T129, de 5 toneladas, es un helicóptero de ataque bimotor producido bajo licencia de la empresa italo-británica AgustaWestland y basado en el A129 Mangusta. Está propulsado por dos motores turboeje LHTEC T800-4A. Cada motor puede producir 1.014 kilovatios de potencia de salida.

Los T129 formarán parte del 15º Ala de Ataque de la Fuerza Aérea de Filipinas, cuyos pilotos y tripulación recibirán formación sobre el helicóptero en la sede de TAI en Ankara entre mayo y agosto, según anunciaron por separado TAI y la PAF.

La aeronave será el primer helicóptero de ataque dedicado operado por Filipinas, y el 15º Ala de Ataque lo volará junto a sus helicópteros de ataque ligero MD530G y de transporte armado Leonardo A109. El país utilizó anteriormente sus helicópteros armados en operaciones contra una serie de insurgencias -con las que se enfrenta actualmente-, sobre todo en sus islas más meridionales, donde actúan militantes separatistas y vinculados al Estado Islámico.

¿Cuál es el problema en Pakistán?

En marzo, Pakistán accedió a prorrogar, una vez más, un acuerdo con Turquía para la adquisición de helicópteros T129 Atak, una adquisición prevista plagada de retrasos. Altos funcionarios turcos dijeron que TAI obtuvo una prórroga de seis meses de Pakistán.

En 2018, Pakistán eligió el T129 para reemplazar su flota de helicópteros de combate AH-1F Cobra que fueron adquiridos en la década de 1980. Pakistán firmó un contrato de 1.500 millones de dólares con TAI por 30 helicópteros T129; sin embargo, la compañía primero tuvo que asegurar las licencias de exportación de Estados Unidos antes de que la entrega pudiera tener lugar.

El motor T800-4A del helicóptero es una versión de exportación del motor CTS800. LHTEC, el fabricante del motor es una empresa conjunta de la estadounidense Honeywell y la británica Rolls-Royce.

El acuerdo entre Turquía y Pakistán ha estado en el limbo debido a las dudas de Estados Unidos a la hora de conceder licencias de exportación para el motor. El bloqueo también se produce en medio de la permanente oposición de Washington a que Ankara compre el sistema de defensa aérea S-400 Triumf, de fabricación rusa. Los legisladores estadounidenses han congelado discretamente todas las principales ventas de armas de Estados Unidos al aliado de la OTAN para presionar a Ankara para que abandone el S-400.

El sistema de defensa aérea ruso S-400 está activado para pruebas en la Base Aérea Murdet de Ankara. Turquía compró el sistema de armas antiaéreas de Rusia a pesar de las objeciones de Estados Unidos.

Un funcionario turco del sector aeroespacial dijo a Defense News que el motor no es el único obstáculo.

“Hay otros componentes para los que los estadounidenses pueden negarse a emitir licencias de exportación”, dijo. “Tenemos la impresión de que el acuerdo del T129 no saldría adelante sin el visto bueno político de Washington”.

Al margen de los motores, el gobierno de Biden retiró las solicitudes hechas al Congreso para aprobar las ventas a la agencia de compras de defensa de Turquía, la Presidencia de Industrias de Defensa, a la que Estados Unidos impuso sanciones en diciembre de 2020 en respuesta a la compra del S-400. Honeywell retiró la solicitud de exportación de motores a principios del año pasado, pero volvió a presentarla en agosto.

¿Cómo funcionó el acuerdo con Filipinas?

Según un alto funcionario de adquisiciones de Ankara, las licencias de exportación estadounidenses “no se emiten ni se deniegan para Turquía, en este caso el fabricante y exportador del sistema de armas. Se emiten para el país usuario final – en este caso [para Filipinas], la licencia de exportación de motores se concedió para la venta a Filipinas, no a Turquía [o TAI] como una aprobación general”.

A los legisladores estadounidenses les preocupa que los motores para los helicópteros de ataque puedan aumentar la capacidad de ataque terrestre de Pakistán contra India, país con el que Estados Unidos mantiene una sólida relación en materia de defensa y seguridad.

“Aparentemente, las mismas preocupaciones de Estados Unidos sobre las capacidades de los helicópteros de ataque de Pakistán no son válidas para Filipinas”, dijo el funcionario de adquisiciones.

Aunque hay grupos que han pedido que se ponga fin al apoyo armamentístico y militar de Estados Unidos a Manila como palanca para acabar con los asesinatos sistemáticos y otros abusos de los derechos humanos, se espera que el apoyo continúe bajo la administración Biden. Además, se informa de que hay un acuerdo pendiente para autorizar la presencia continuada de tropas estadounidenses en Filipinas.

¿Sentará esto un precedente?

Es posible que se esté gestando un caso similar sobre los drones TB2 Bayraktar de Turquía, construidos por la empresa privada Baykar Makina. En octubre, el entonces ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Francois-Philippe Champagne, anunció que Ottawa suspendía los permisos de exportación de tecnología de drones a Turquía, que apoyaba a Azerbaiyán durante su conflicto con Armenia.

Champagne emitió la pausa en las exportaciones junto con una orden para que su ministerio investigara las denuncias de que la tecnología canadiense de aviones no tripulados se estaba utilizando en los combates. La decisión siguió a un anuncio del grupo de desarme Project Ploughshares, que advirtió que las exportaciones multimillonarias de sensores de alta tecnología y tecnología de puntería producidas por la filial de L3Harris Technologies, WESCAM, en Burlington, Ontario, contravienen directamente las leyes nacionales de Canadá y sus obligaciones internacionales en virtud del Tratado de Comercio de Armas de las Naciones Unidas, al que el gobierno de Trudeau se adhirió hace casi un año.

El Bayraktar TB2 es un sistema UAV táctico de largo alcance y altitud media.

WESCAM es uno de los principales productores y exportadores del mundo de sistemas de sensores electroópticos/infrarrojos de imagen y de puntería, ambos incluidos en los drones Bayraktar.

Hasta ahora, Baykar Makina ha vendido el TB2 a Ucrania, Qatar, Azerbaiyán y Polonia. La empresa está en conversaciones para cerrar un acuerdo de exportación para Marruecos, con la esperanza de seguir el precedente establecido con el pedido del T129 filipino.

“Canadá suspendió la venta de cámaras electro-ópticas a Turquía. Esto no significa que Canadá no vaya a permitir cámaras de fabricación canadiense en un avión no tripulado de fabricación turca, siendo el usuario final el ejército marroquí”, dijo un funcionario del Ministerio de Defensa turco.

Mike Yeo

4 thoughts on “Turquía exportará helicópteros T129 a Filipinas a pesar del bloqueo del pedido pakistaní.

  • el 26 mayo, 2021 a las 18:57
    Permalink

    Este artículo no podría ser más claro respecto del funcionamiento del Congreso y las instituciones regulatorias estadounidenses, por ejemplo activando las normas ITAR (International Traffic in Arms Regulations), como parte de la Ley de Control de Exportación de Armas estadounidenses (que controla los artículos y sistemas de combate estadounidenses, e incluso componentes instalados en artículos de sistemas foráneos pero de manufactura o patentes de EEUU, con el fin de evitar que éstos caigan en manos contrarias a la política o intereses globales de la nación), o bien emitiendo sanciones directas (a personas, empresas y organismos) a través de la ley CAATSA. Evidentemente, un mismo proveedor puede recibir impedimentos para exportar el mismo componente (los motores) en determinado artículo de Exportación de armas (en este caso el helicóptero T-129) a Pakistán y liberarlo para Filipinas. Canadá actúa de la misma manera, por propia decisión o bajo presiones norteamericanas. Más claro…

    Respuesta
  • el 27 mayo, 2021 a las 00:42
    Permalink

    Por otro lado, es una excelente “advertencia” para lo que podría devenir para el futuro de la industria de armamentos turca, en especial la de exportación. En un artículo de diciembre de 2020 referido a la búsqueda por parte de Pakistán de un patrullero marítimo (cuya célula podría estar basada en el reactor de negocios brasileño Embraer Lineage y su equipamiento electrónico partiría del instalado en el RAS-72 Sea Eagle), decíamos que era una buena oportunidad para la industria de tecnología marítima turca (que tiene buen desarrollo) para cooperar en este proyecto, que será realizado bajo el sistema de cooperación internacional (al estilo indio), no solo debido a la creciente integración en la economía de ambas naciones sino a las expresiones de “buena vecindad” entre Ankara e Islamabad, expresada por ejemplo, en la modernización de los 3 submarinos Agosta 90B pakistaníes, cuyo pliegue requisitorio fue ganado por la empresa turca STM frente al propio fabricantes Naval Group francés.

    Respuesta
  • el 27 mayo, 2021 a las 05:44
    Permalink

    Pero la industria de armamentística turca es un gigante con pies de barro, ya que habiendo alcanzado amplia diversificación y madurez, depende en alto grado de proveedores foráneos de múltiples componentes esenciales para sus productos finales, en especial norteamericanos (incluyendo Canadá) y de Europa occidental, que fácilmente pueden ralentizar o anular la producción e armas turca. En muy pocas ramas del sector de defensa Turquía es capaz de generar productos finales sin integración de componentes esenciales extranjeros. Turquía no es aún generador de tecnologias, sino que se encuentra en una etapa intermedia de integración y adaptación. Por ello, a pesar de tener una enorme industria de defensa, no ha logrado aún la autosuficiencia. Si bien altamente capaz en algunos sectores como misiles, drones, artillería, cohetes y otros apartados, depende en grado sumo de componentes esenciales. Es quizá en el sector naval donde ha logrado los mayores avances e integración de componentes y sistemas nacionales en sus productos finales.

    Respuesta
  • el 27 mayo, 2021 a las 06:15
    Permalink

    Resulta relativamente sencillo para una nación realizar inversiones en el sector de defensa intentando reemplazar importaciones por productos nacionales, fabricados bajo licencia (incluso con transferencia de tecnología) o diseñados en el país, pero cuyos componentes esenciales son importados. Así, pueden diseñarse armamentos “nacionales”, pero que en realidad no lo son completamente. Es esencial para lograr la autosuficiencia conseguir el mayor porcentaje de elementos sensibles cuya propiedad intelectual sea el resultado de investigaciones o desarrollos locales (o en cooperación con empresas extranjeras) y no pueda ser objetada su instalación, para uso propio o exportaciones. Este es un camino más largo y complejo pero necesario, si lo que se pretende es alcanzar un alto grado de autosuficiencia en armamentos. India y Sud Corea son grandes ejemplos de países emergentes en este sentido. Pakistan, Malasia, Indonesia y Arabia Saudita entre otros, quieren sumarse al club. Turquía a empezado a buscar nuevos horizontes en su dependencia de tecnología occidental, aunque deberá enfrentar grandes dificultades por su situación política actual.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com