Un jefe de la marina australiana dice que se ha elegido un tipo de barco inadecuado para sus necesidades.

Un antiguo jefe de la Armada australiana asegura que el problemático programa de las futuras fragatas de 45.000 millones de dólares adjudicado a la empresa BAE Systems del Reino Unido, debería ser descartado, argumentando que los buques de guerra de diseño británico no serán lo suficientemente potentes para las necesidades actuales o futuras de Australia.

En un nuevo informe, el vicealmirante retirado David Shackleton propone que el Ministerio de Defensa negocie con Estados Unidos la construcción local de destructores de la clase Arleigh Burke y, si no es posible, encargue la construcción de más destructores de la polivalente clase Hobart.

Hace cuatro años, la empresa británica BAE Systems fue seleccionada, por encima de sus competidores españoles e italianos, para construir nueve nuevas fragatas de guerra antisubmarina (ASW) que sustituirán a las envejecidas fragatas australianas de la clase Anzac.

Estaba previsto que la construcción de estos buques de última generación, conocidos como clase Hunter, comenzara en Adelaida a finales de 2022, pero ese hito se ha retrasado al menos 18 meses.

“El programa de las fragatas Hunter en su forma actual debería detenerse y reorientarse”, escribe el vicealmirante Shackleton en un informe publicado por el Instituto Australiano de Política Estratégica (ASPI).

“Las Hunter no son buques suficientemente potentes para lo que necesita la Marina y no darán al gobierno una gama de opciones militares que podría necesitar para gestionar un conflicto”.

“Un enfoque erróneo en la optimización de las operaciones ASW ha dado lugar a que Australia elija un buque inadecuado para sus necesidades: es necesario un cambio de rumbo”.

El informe señala que en 2016 el programa de la futura fragata se estimó en 30.000 millones de dólares, pero en 2021 el coste del proyecto del buque de guerra había crecido hasta los 45.600 millones de dólares, y el desplazamiento del buque había aumentado de 8.800 a unas 10.000 toneladas.

El vicealmirante Shackleton recomienda: “Hay que llegar a un acuerdo con el gobierno de EE.UU. para construir en Australia nueve buques del destructor DDG-51Flight III de la USN, integrando el radar australiano phased-array”.

“Si las negociaciones con EE.UU. no son expeditivas, otros tres o cuatro buques de la probada clase Hobart que ya están en servicio en la RAN deberían comenzar a construirse lo antes posible, utilizando en la medida de lo posible los sistemas de combate y otros equipos que ya se están adquiriendo para la clase Hunter”.

Esta semana, la ABC reveló que el secretario del Departamento de Defensa, Greg Moriarty, había sido enviado al Reino Unido, donde pediría explicaciones de los problemas en el retraso del programa de la clase Hunter.

En declaraciones a la prensa el miércoles, el ministro de Defensa, Peter Dutton, confirmó que el secretario de su departamento mantendría conversaciones francas con representantes de BAE durante su estancia en el Reino Unido.

“En relación con ese proyecto concreto, hemos sido muy claros con el consejo de administración, muy claros con el director general, y sin duda el secretario podrá dialogar con sus homólogos en Londres”, dijo Dutton.

El vicealmirante Shackleton fue jefe de la marina australiana entre 1999 y 2002, y fue uno de los principales testigos de defensa en la investigación del Senado sobre el asunto de los “niños por la borda”( El asunto de los niños por la borda fue una controversia política australiana que involucró acusaciones públicas de los ministros del gobierno de Howard en el período previo a las elecciones federales de 2001, en el que se decía que los marinos solicitantes de asilo habían arrojado niños por la borda en una supuesta estratagema para asegurar el rescate por la Marina australiana).

Los expertos militares han señalado que el vicealmirante Shackleton, nacido en Yorkshire, tiene una larga relación con los buques de guerra estadounidenses, ya que obtuvo un doctorado por una tesis sobre el impacto de los destructores de la clase Charles F Adams en la Royal Australian Navy.

Andrew Greene

26 thoughts on “Un jefe de la marina australiana dice que se ha elegido un tipo de barco inadecuado para sus necesidades.

  • el 28 abril, 2022 a las 10:20
    Permalink

    Estos australianos se van a quedar sin submarinos, fragatas ni destructores. Se toman la defensa muy a la ligera para ser el país que es. Por lo visto la incompetencia afecta a todos los ámbitos de su administración.

    Respuesta
    • el 28 abril, 2022 a las 12:07
      Permalink

      Aquí es donde salen a relucir las comisiones pagadas por Reino Unido para imponer sus fragatas virtuales frente a desarrollos probados como las F100 y las fragatas italianas. Lo mismo les está pasando con los submarinos, podían haber elegido a la clase Soryu y ahora mismo dispondrían de los mejores submarinos convencionales del mundo.
      El problema de Australia es que no tienen clara su política de defensa a largo plazo y van dando bandazos de un concepto a otro cada dos por tres.

      Respuesta
    • el 29 abril, 2022 a las 09:56
      Permalink

      callate mejor que vienes de un pais peor eso lo tengo por seguro sabelotodo

      Respuesta
  • el 28 abril, 2022 a las 11:24
    Permalink

    Al final hasta la propia Armada Australiana propone comprar mas Hobarts (F100) en vez del desproposito este…

    Respuesta
    • el 28 abril, 2022 a las 11:51
      Permalink

      El rearme australiano es correcto pero mal ejecutado… Australia posee muchos recursos y China es una amenaza para su seguridad.
      Cuando se mezcla la política con la defensa no es una buena combinación y no suele terminar bien.
      El AUKUS ha “envenenado” demasiado el aprovisionamiento de material militar en Australia..

      Los submarinos, fragatas, etc son ejemplos claros que se pagarán muy caro en coste y tiempo de ejecución.

      A día de hoy, en mi opinión, lo menos malo sería cubrir “el expediente” con otros 3 destructores clase Hobart de nueva construcción o depende de la urgencia, vender 3 F100 españolas.
      Navantia podría reducir las F110 a 3 buques y añadir otras 3 nuevas fragatas pero “vitaminadas” con más potencia de fuego llegando 48 VLC y capacidad para nuevos sistemas futuros.

      Respuesta
      • el 28 abril, 2022 a las 22:43
        Permalink

        La urgencia es grande, están mirando de cerca a un vacío importante en capacidad de cara a la segunda mitad de la década. (2025-2030)

        -El Arafura estará bastante limitado en operaciones con helicópteros, al menos comparado con otros buques modernos en su categoría. Discuten constantemente sobre su armamento, como nosotros con los Meteoro, pero eso lo han aceptado tranquilamente.

        -Los Anzac, aún estando supervitaminados, no pueden competir con algunos de sus adversarios más probables. El más moderno entró en servicio en 2006, y que sean su punta de lanza junto a los tres Hobart, dice mucho de cómo han cambiado las tornas en esa parte del mundo. (Continúa)

        Respuesta
        • el 29 abril, 2022 a las 00:34
          Permalink

          (2)

          -El calendario actual de entrega de las Hunter estima la entrada en servicio de la primera unidad en 2031, y eso sólo la entrega de la primera. Tal y como estaba, ya era posible que hubiera más retrasos, quizás de carácter leve. Pero ahora ante el las dudas sobre ser su grupo propulsor insuficiente para tanto bicho, un retraso es más que probable. Que ya eran nueve años de compartir el océano con una China que no para de botar destructores.

          -El programa de los submarinos Attack es su propia novela, pero tampoco se les espera precisamente pronto, dando el salto a nuclear sin una gran infraestructura de altos vuelos en ese campo.

          Respuesta
    • el 28 abril, 2022 a las 15:52
      Permalink

      Navantia deberia pujar con la F100 clase Hobart que ya tiene australia, cambiando el radar SPY1 por el nuevo SPY6 prevista para la F110 y anadir el sistema antisubmarino de la F110. Es una solucion economicamente viable. No tiene la potencia de fuego buscada por australia como los barcos americanos pero es igual a los Hobart australianos ahorro en comunalidad. La F110 descartada por armamento de corbeta aunque se ofrezca con 32 VLS todavia seria un error ofrecerla porque australia busca potencia de fuego por eso la F100 antisubmarina es una buena solucion. Navantia debe ser mas espabilada

      Respuesta
      • el 29 abril, 2022 a las 10:59
        Permalink

        Las F110 llevarán el más moderno SPY7, no el SPY6, que yo sepa.

        “Australia busca potencia de fuego…”
        El que busca eso es ese almirante retirado. Australia, al parecer, sigue pensando que necesita una fragata ASW con sonar remolcado y dos helicópteros embarcados.
        Quizá el problema de Australia sea que están pegando bandazos y no saben lo que buscan.

        Respuesta
    • el 29 abril, 2022 a las 15:28
      Permalink

      Sin embargo el actual jefe de estado mayor de las fuerzas armadas australianas ha descartado modificar los programas ya iniciados y la compra de nuevos destructores Hobart pero conociendo a los australianos que cada 6 meses cambian de opinión todo es posible o es una estrategia muy endiablada para al final no comprar nada

      Respuesta
  • el 28 abril, 2022 a las 12:09
    Permalink

    En definitiva, no se fían de las británicas y están encantados con las españolas, un buen punto para Navantia; pero ni con los Arleigh Burke podrán hacer frente a los nuevos cruceros chinos tipo 55, unas auténticas bestias del mar.

    Respuesta
    • el 29 abril, 2022 a las 10:56
      Permalink

      El Arleigh Burke tiene un problema para Australia, y es que va medio Ohio a bordo de cada buque (+300 de dotación). En Australia la carrera militar no tiene el mismo tirón que en USA, y aunque puedan hacerlo realidad mediante una dotación híbrida al amparo de AUKUS (hablan la misma lengua), tanta gente por buque no encaja en el modelo de la RAN.

      Una de las mejores bazas de Navantia es la alta automatización, muy atractiva para armadas con ese problema.

      Respuesta
  • el 28 abril, 2022 a las 12:50
    Permalink

    Veo aquí una contradicción:

    Por un lado, las Hunter se supone, y el artículo lo indica, que son para la lucha ASW. Pero, por otro lado, proponen sustituirlas por destructores Arleigh Burke, que no son para la lucha ASW.

    Señor David Shackleton, ¿y quién va a hacer la lucha ASW entonces, si Australia comprase los Arleigh Burke? El peligro no solamente viene por arriba, sino que también desde abajo.

    Pasamos de una fragata con muy buenas capacidades ASW y buenas capacidades AA, a un destructor AA excelente, pero con muy limitadas capacidades ASW. Pasamos de un extremo a otro, sin equilibrio alguno.

    Respuesta
  • el 28 abril, 2022 a las 13:08
    Permalink

    Tampoco acabo de entender la crítica a la clase Hunter. Yo no la veo tan mal:

    * 8.800 t de desplazamiento (grandecita)
    * AEGIS
    * Radar australiano: Desconozco cómo se compara con el SPY-7 de nuestras F110, que presumiblemente es el mejor del mercado
    * Cañón de 127 mm
    * Sonar remolcado (?)
    * Torpedos
    * hasta 2 helicópteros Seahawks (plataforma con capacidad de aterrizaje de un Chinook)
    * 8 lanzadores de misiles antibuque
    * 24 VLS Mk41 “strike” para Tomahawk
    * más 48 VLS para SeaSceptor
    * 2 CIWS Phalanx (?)

    No acabo de ver el problema con esa fragata. Da la impresión de que el almirante retirado ese solamente piensa en la capacidad antiaérea y de llevar Tomahawks por doquier, obviando por completo las capacidades ASW.

    Respuesta
    • el 28 abril, 2022 a las 19:10
      Permalink

      el problema de estas fragatas? que no pasan de la mesa de diseño al astillero

      Respuesta
  • el 28 abril, 2022 a las 16:12
    Permalink

    La leccion de Navantia en concursos internacionales es el cliente valora potencia de fuego mas que el precio. Por eso gano la Italiana FFG Constellation y perdio navantia y los australianos gustan los barcos americanos. El mayor peligro si australia desiste del tipo 26 son el barco italo-americano que es tambien ASW

    Respuesta
    • el 28 abril, 2022 a las 23:18
      Permalink

      Los italianos ganaron, entre otras cosas, porque habian comprado los astilleron Iron Works, y al elegirlos a ellos y no a Navantia se evitó el cierre de los mismos…

      Respuesta
      • el 29 abril, 2022 a las 15:43
        Permalink

        Eso es verdad yo lo comenté hace tiempo los congresistas y Senadores americanos desde las comisiones de sus organisasyon kegislativos sirmpre favorecen a los proyectos de construcción de material militar que favorezcan el empleo en sus estados

        Respuesta
  • el 28 abril, 2022 a las 16:41
    Permalink

    El programa “AUKUS” (que no nació de un día para el otro, sino que tiene una gestación y planificación de más de un lustro) implica un estrechamiento y cooperacion militar, de inteligencia, armas y desarrollo tecnológico, en el que el programa SSN es una de sus aristas más visibles, pero no la única. Esto incluye el reequipamiento de los sistemas de origen europeo por estadounidense/británico. El caso más notorio de lo que sostenemos es observable especialmente en aeronáutica (helicópteros Tigre por Apaches, NH-90 por S-61R adicionales), pero el objetivo es normalizar los materiales y sistemas con los otros dos compañeros de cuarto. Respecto a los buques, el campo es más complejo pero no escapa a esta lógica. Realmente, la elección de las fragatas Hunter (basadas en el inmaduro Type 26 británico) frente a las excelentes propuestas europeas (italiana y española) no se explica sin este componente. En general, las decisiones políticas y la voluntad de llevarlas a cabo superan a la simple racionalidad, por lo que creemos que el proyecto de las 9 “Hunter” (más 2 para Nueva Zelanda) seguirá adelante.

    Respuesta
  • el 28 abril, 2022 a las 19:16
    Permalink

    aparte del lío de fondo, llama la atención el desdén de la prensa anglosajona hacia España, se menciona las fragatas Hobart, con la que están encantados, sin nombrar en ningún momento quién las diseñó y fabricó, luego de pasada habla de la derrota de la opción española e italiana, al mismo nivel los dos países latinos, sin mencionar que la opción hispana es la que cubre las actuales fragatas, las buenas, las que están navegando

    es el estilo general de la prensa internacional y en particular la anglosajona, pasa con el A400 aunque se monta aquí es un avión europeo, eso vale pero el C295 lo venden igual como europeo y ese sí que es español, un detalle que es un handicap a la hora de vender fuera, y aún así se vende, y como marca país pues es un problema que no te relacionen con productos tecnológicos avanzados

    Respuesta
  • el 28 abril, 2022 a las 23:20
    Permalink

    Coincido con eso,no sabemos vender la marca España porque somo los primeros que la escondemos,los anglosajones todavía recuerdan el brazo que perdio Nelson en Tenerife donde les dimos estopa…tenemos que invertir pasta en promocionar nuestros productos y en eso si fallamos bastante publicitarse con la imagen que quieres que te relacionen hoy es todo..y no lo hacemos..así nos va

    Respuesta
  • el 29 abril, 2022 a las 04:26
    Permalink

    Estos van a tardar más que nosotros , España en tener sus nuevos submarinos,

    Respuesta
  • el 29 abril, 2022 a las 12:48
    Permalink

    El programa de rearme (y sustituciones) australiano está signado por los retrasos y los sobrecostes. Existe una multiplicidad de causas que lo explican y no es nuestro objeto de análisis, pero queda claro que la asociación a la alianza AUKUS representa una parte importante. Ahora bien, el retraso significativo de sus principales programas navales (SSN, fragatas Hunter) implica un vacío de buques entre la saegunda mitad de esta década y mediados de la próxima, que debe ser llenado de alguna manera. Buques adicionales a los programas en curso implicará nuevos desembolsos, pero realmente la RAN tiene pocas opciones, excepto esperar sus nuevos buques. En este caso, el crecimiento de la armada china no podrá ser ni mínimamente contrastado. Si se adquiriesen nuevos buques (como medida transitoria), Navantia debe salir a buscar el mercado australiano, ya que está muy bien posicionado para hacerlo. Habrá que ver hasta qué punto las Anzac y los Collins pueden seguir soportando modificaciones en el período reseñado sin perder eficacia. Es allí, donde unidades adicionales de destructores Hobart y submarinos S-80, adaptados a las necesidades australianas tendrían sus mejores oportunidades.

    Respuesta
  • el 29 abril, 2022 a las 14:04
    Permalink

    Los italianos se llevaron el contrato por haberse posicionado bien, además de tener un diseño probado y funcionando bien, claro.

    Si fuera posible les vendería las Álvaro de Bazán, las cinco. A cambio alargaría la serie de F110, encargando 6 unidades más, recuperando la sexta que nunca se construyó. Y dotando a esa segunda tanda de 32 celdas.

    Para los australianos es casi la única solución viable si quieren aumentar el número de escoltas antes de finales de década. Sus socios de AUKUS están en plena integración masiva de radares en su flota, quizás podrían aprovecharse.

    Es algo que puede hacerse de manera gradual y lo bastante pronto, beneficiando mucho a ambas partes. La actualización la pagan ellos, al menos parte la haríamos nosotros, que renovamos media flota, potenciando nuestro producto con el ejemplo.

    Respuesta
    • el 29 abril, 2022 a las 14:10
      Permalink

      Y si hubiera que esperar algo más para tener esa docena de F110 todas con 32VLS, pues bienvenido sea. Mejor 12 mini destructores de alta tecnología, que mitad y mitad y que vayan juntas..

      Respuesta
  • el 1 mayo, 2022 a las 01:47
    Permalink

    Terminarán comprando las del diseño F-110 , pero con el armamento ( VLS de 48 pozos ) de la F-100 . Buscarán la mayor polivalencia posible para afrontar cualquier tipo de amenaza que se le presente y la multiplicidad de armamento alojado estrategicamente en esos pozos le conferiran la multiplicidad defensiva que están buscando . Algo de lo que DEBERIAMOS TOMAR NOTA .

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.