Australia reforzará su arsenal naval para contrarrestar a China.

El gobierno anuncia una inversión de mil millones de dólares en nuevos misiles y dragaminas.

A principios de esta semana, la ministra de Defensa de Australia anunció una importante inversión para desarrollar y adquirir nuevos misiles antiaéreos y antibuque, torpedos avanzados y buques de guerra.

Los misiles antiaéreos y antibuque previstos tendrán un alcance de más de 370 kilómetros y misiles capaces de atacar objetivos terrestres a más de 1.500 kilómetros de distancia.

La ministra de Defensa, Linda Reynolds, declaró que estas nuevas capacidades “proporcionarán una disuasión fuerte y creíble que garantizará la estabilidad y la seguridad en la región”, al mejorar la capacidad de la Marina australiana para proyectarse y mantener el control del mar.

Parte de la inversión se destinará al desarrollo del misil Evolved Sea Sparrow y de variantes avanzadas de los misiles antiaéreos SM-2 y SM-6. El Sea Sparrow tiene un alcance comparativamente corto, pero proporciona a los buques de guerra una defensa eficaz contra los misiles antibuque avanzados y de alta velocidad. El SM-2 tiene un mayor alcance y se suele utilizar tanto contra misiles como contra aviones de combate del adversario. El SM-6, originalmente diseñado para un largo alcance, es un misil polivalente. Proporciona una defensa de mucho mayor alcance contra los aviones y misiles adversarios, puede interceptar algunos misiles balísticos de largo alcance y es también un arma antibuque eficaz.

Misil naval Envolved Sea Sparrow.

Australia también está invirtiendo en al menos ocho nuevos buques que pueden adaptarse para barrer minas o realizar investigaciones hidrográficas.

Las operaciones hidrográficas son cruciales para operar los submarinos con seguridad y eficacia, y para detectar y rastrear los submarinos adversarios. Australia cuenta con una flota de submarinos muy capaz, pero su próxima generación de submarinos avanzados se ha topado con problemas de coste y diseño. También está ampliando su flota de aviones de vigilancia y caza de submarinos Poseidón.

A finales de la semana, Reynolds habló con su nuevo homólogo estadounidense, el Secretario de Defensa Lloyd Austin, antiguo general del ejército. Reynolds dijo que su conversación se centró en “las iniciativas bilaterales sobre la postura de las fuerzas, la cooperación de la industria de defensa y la mejora de nuestras actividades regionales, incluso con socios regionales y globales”.

Los ejércitos de Estados Unidos y Australia mantienen una larga relación de cooperación. La cooperación industrial entre ambos países puede ser la que más crezca en los próximos años. Raytheon, que fabrica los misiles Evolved Sea Sparrow, SM-2 y SM-6, es una empresa de defensa estadounidense. La preocupación por los posibles conflictos en el Mar de China Meridional ha hecho que el Cuerpo de Marines de EE.UU. cambie su enfoque hacia las operaciones en el litoral y en las islas, que necesitarán nuevos buques anfibios más pequeños y flexibles. El principal competidor en estos momentos es un buque anfibio ligero de diseño australiano.

El gasto en armamento avanzado de Australia está motivado por la creciente preocupación por la beligerancia de China. La mala gestión de la administración Trump de sus alianzas en el Pacífico y la retórica transaccional del anterior presidente también crearon incertidumbre sobre la fiabilidad de las garantías de defensa de Estados Unidos en la región. Con un arsenal de armas más avanzadas y de mayor alcance, Australia puede contribuir más eficazmente a un esfuerzo combinado con Estados Unidos para disuadir una posible agresión china. Pero las inversiones son también una cobertura. Si un futuro presidente de Estados Unidos resulta ser tan caprichoso desde el punto de vista estratégico como Donald Trump, Australia espera que su nuevo arsenal resulte suficiente para evitar que los beligerantes amenacen el Pacífico Sur.

Steven Stashwick

7 thoughts on “Australia reforzará su arsenal naval para contrarrestar a China.

  • el 28 enero, 2021 a las 13:00
    Permalink

    Seria posible que Australia compre mas LHD a Navantia?

    Respuesta
    • el 28 enero, 2021 a las 13:58
      Permalink

      Mas probable seria pedir otro destructor Hobart el cuarto que se quedo en el tintero, pero un tercer LHD no tiene sentido.

      Respuesta
      • el 28 enero, 2021 a las 22:13
        Permalink

        Pues para tener una fuerza disponible y creible deberian tener almenos 4. Sino, eso de una fuerza que se oponga a China es un brindis al sol.

        Respuesta
  • el 28 enero, 2021 a las 22:53
    Permalink

    Que pais no se ha mosqueado con los chinos!

    Respuesta
  • el 29 enero, 2021 a las 00:15
    Permalink

    Durante 20 años chinos y rusos se armaron hasta los dientes, ahora occidente se esta fortaleciendo nuevamente, manteniendo una diferencia a favor, muy bien, eso mantendra la disuasion.

    Respuesta
  • el 29 enero, 2021 a las 20:25
    Permalink

    Más les vale, tienen muy cerca a los neoimperialistas comunistas chinos, que ya están asomando el hocico por el Indico. Solo es cuestión de tiempo que se les vea cerca de Australia.

    Respuesta
  • el 29 enero, 2021 a las 22:39
    Permalink

    en las fragatas se han metido ya los ingleses, pero en los buques antiminas y oceanográficos Navantia puede ofrecer barcos muy competitivos

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com