Los nuevos portaaviones de la Royal Navy tienen problemas ya que el radar de última generación es ‘demasiado sensible para su uso’

Los portaaviones de mil millones de libras esterlinas de la Royal Navy, el HMS Queen Elizabeth y el Prince of Wales podrían quedar vulnerables a los ataques debido a problemas con su sistema de radar de última generación.

Según los expertos de la armada, el sistema de radar Crowsnest, el sensor de alerta temprana aéreo más avanzado jamás construido para la Marina Real a un coste de 269 millones de libras esterlinas, es supuestamente “demasiado sensible para ser usado”.

El sistema de defensa aérea, que detecta potenciales amenazas en el mar, será los “ojos y oídos” de los portaaviones clase Queen Elizabeth, que han estado acosados ​​por problemas mecánicos desde su lanzamiento en 2014 y 2017.

Fuentes cercanas al proyecto de vanguardia han advertido que los problemas con el conjunto de sensores podrían retrasar su despliegue y que podría no estar listo para la primera misión del HMS Queen Elizabeth.

Se informaron dificultades del software tras una prueba del sistema de radar justo antes de Navidad.

Una fuente declaró que “están tan atrasados ​​en todo el sistema que no podemos entrenar a las tripulaciones de vuelo porque los simuladores todavía no están listos”.

Crowsnest, el sensor de alerta temprana aéreo más avanzado jamás construido para la Royal Navy y con un valor de 269 millones de libras esterlinas, se muestra conectado a un helicóptero Merlin Mark 2

 

Las pruebas de vuelo con los helicópteros Merlin Mark 2 (mostrados) ya se han retrasado varios meses debido a problemas técnicos, mientras que los portaaviones han sufrido una serie de otros problemas, como inundaciones y apagones eléctricos.

Las pruebas de vuelo con los helicópteros Merlin Mark 2 ya se han retrasado varios meses debido a problemas técnicos, mientras que los portaaviones han sufrido una serie de otros problemas, como inundaciones y apagones eléctricos.

El ex jefe de la Marina Real, el Almirante Alan West, que sirvió en la guerra de Malvinas, dijo que es fundamental para la defensa del portaaviones de 3.100 millones de libras esterlinas que el sistema esté plenamente operativo.

‘Una de las lecciones en las Malvinas fue que necesitábamos sistemas de alerta temprana en el aire. Si hubiéramos tenido eso, nunca habríamos perdido el HMS Sheffield” dijo.

Pero la empresa aeroespacial Lockheed Martin, que lidera el programa con la firma de defensa Thales, ha insistido en que la tecnología estará lista a tiempo para la primera misión del Queen Elizabeth el próximo año.

Un oficial naval admitió que los retrasos eran preocupantes y añadió que buscar ayuda independiente era lo más acertado cuando surgen los problemas. “El Crowsnest es una parte terriblemente importante de la capacidad de ataque de los portaaviones”.

El ministro de compras de defensa, Stephen Morgan, ha iniciado una investigación formal sobre el retraso, que también podría afectar al barco hermano, el HMS Príncipe de Gales. 

Esto ocurre casi tres años después de que se anunciara el contrato para construir el sistema de radar Crowsnest en Portsmouth, Hampshire.

El HMS Queen Elizabeth (derecha) en la foto llegando a Portsmouth el mes pasado para atracar junto a su barco gemelo el HMS Prince of Wales

En ese momento, la entonces ministra de Defensa, Harriett Baldwin, dijo: “el Crowsnest proporcionará un sistema vital de inteligencia, vigilancia y seguimiento para nuestros nuevos portaaviones clase Queen Elizabeth, capaces de detectar cualquier amenaza potencial en el mar”.

Un informe de 2017 de la Oficina Nacional de Auditoria calificó el proyecto como ‘ámbar’, lo que significa que la entrega exitosa ‘parecía factible’ pero que ya existían ‘problemas significativos’. 

Lockheed Martin ha insistido en que cualquier prueba de desarrollo está “diseñada para resolver problemas potenciales con sistemas de vanguardia” antes de entrar en servicio.

Un portavoz de la Marina añadió: “Confiamos en que el helicóptero Merlin Mk2 con el radar Crowsnest estará disponible para apoyar el primer despliegue operativo del HMS Queen Elizabeth”.

Mail Online

10 thoughts on “Los nuevos portaaviones de la Royal Navy tienen problemas ya que el radar de última generación es ‘demasiado sensible para su uso’

  • el 22 enero, 2020 a las 13:40
    Permalink

    Lo que viene a decir que todos los programas y construcciones nuevas suelen tener retrasos y problemas en su uso. Tanto quejarnos aquí con el programa S-80 y los ingleses los han tenido en sus submarinos nucleares, en sus buques de superficie y en sus carísimos portaaviones. Quejarse de que si en Malvinas hubieran dispuesto de esto u lo otro con toda la ayuda que tuvieron de USA da risa. Si a eso vamos si los argentinos hubiesen peleado en las mismas condiciones quien sabe si los ingleses mantendrían su colonia de las Malvinas.

    Respuesta
  • el 22 enero, 2020 a las 16:46
    Permalink

    Mal de muchos…, consuelo de tontos.

    Respuesta
    • el 23 enero, 2020 a las 05:37
      Permalink

      Esa aportación al debate enriquece mucho. Felicidades

      Respuesta
      • el 24 enero, 2020 a las 15:25
        Permalink

        Aporta un poco más que la tuya, felicidades a ti.

        Respuesta
  • el 22 enero, 2020 a las 17:38
    Permalink

    No en igualdad de condiciones técnicas,con que hubieran estado bien planificada la recuperación otra seria la historia,se hubieran vuelto a nado al UK,pero bue,es la triste historia de la argentina,la improvisación.

    Respuesta
  • el 23 enero, 2020 a las 05:16
    Permalink

    La Junta militar argentina que ideó el plan de recuperación de las Islas Malvinas e islas del Atlántico Sur (Galtieri-Anaya-Lami Dozo) creían firmemente en dos premisas: que la ayuda aportada por Argentina a la política “contra” estadounidense en centoamérica garantizaría el “visto bueno” del Departamento de Estado (DoS) a la aventura argentina; y que los problemas políticos que agobiaban al gobierno de Margaret Thatcher incapacitaría a Gran Bretaña a una respuesta efectiva. El Gobierno militar argentino preparó con mucha anticipación la recuperación de las islas, y preparó eficientemente sus fuerzas diplomáticas, de espionaje y de desembarco, así como una furibunda y eficiente campaña periodística (desinformativa) interna. Pero no previó adecuadamente la respuesta británica, ni tenía los recursos adecuados para afrontarla.

    Respuesta
  • el 23 enero, 2020 a las 05:25
    Permalink

    Desconoció la historia e hizo pagar duramente las consecuencias a unas FFAA absolutamente poco preparadas; tampoco favoreció la imagen de Argentina, convirtiendo a su país en agresor y debilitando su posición diplomática de posguerra frente a Gran Bretaña, debilidad que aún hoy conserva y otorgando además la posibilidad a los británicos de mantener ingentes fuerzas en las islas, así como una zona de exclusión militar en aguas territoriales argentinas. Pero demasiado hicieron los soldados argentinos de todas las fuerzas. Quedémonos con esto: si todos los torpedos SST-4 lanzados por el submarino ARA San Luis (S-32) hubieran detonado y todas las bombas lanzadas por los aviones de ataque argentinos que cayeron sobre los buques británicos hubieran explotado, otra hubiera sido la historia y probablemente el estrecho de San Carlos se hubiera convertido en otro “Iron bottom sound”.

    Respuesta
  • el 23 enero, 2020 a las 05:41
    Permalink

    Es normal, como muy bien dice Joan todos los sistemas de armas nuevos tienen problemas, todos, ningunos se salva, añado además que diseñar y construir un submarino del nivel de los S-80 desde cero, es muchísimo mas complicado que hacerlo con cualquier buque de superficie.

    Respuesta
  • el 23 enero, 2020 a las 13:48
    Permalink

    Claro que es normal que todos los proyectos navales nuevos tengan problemas, lo que no es normal es la envergadura de los problemas (FLOTABILIDAD) y las carencias ( ni AIP “de momento” ni ataque a tierra “no se espera”) del s-80. Un proyecto que se ha convertido en una rémora presupuestaria gigante para la armada asta tal punto que por poner un par de ejemplos está dejando sin una defensa de punto adecuada para el JC-I y las F-100 o dejar amarrados a los Galicia-Castilla o no tener muy claro el futuro de la novena escuadrilla (F-35?),pero claro como los demás tienen problemas…
    los s-80 nunca van a estar a la altura de los problemas que están provocando tanto económicos como tácticos y estratégicos.

    Respuesta
  • el 23 enero, 2020 a las 16:23
    Permalink

    Si esos portaaviones los hubiera contruido Navantia para la Armada Española, esto estaria lleno de comentarios de acomplejados socialcomunistas y antiespañoles, diciendo lo mal que lo hacemos todo. Que lo mejor habria sido comprarlos a alguien serio construyendo barcos como por ejemplo los britis o los usa, que lo hacen todo muy bien.
    Por cierto he leido por ahí que los usa tamben tienen grandes problemas de sobrecostes y de operatividad en sus ultimos portaaviones.
    Haber donde estais progres?

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com