Dos ojivas nucleares continúan en el fondo marino 30 años después del desastre del Komsomolets.

El 7 de abril de 1989 el submarino nuclear soviético K-278 Komsomolets se hundía frente a las costas de Noruega como consecuencia de un incendio. 41 miembros de la tripulación murieron. La nave se hundía con dos torpedos nucleares a bordo con el peligro que hubiera derrame del material radioactivo.

Leer más

This site is protected by wp-copyrightpro.com